lunes, 27 de julio de 2015

La columna de opinión del apocalipsis

Con lo caras que son las drogas no sé por qué hay gente que se sigue pinchando en lugar de leer las columnas de Roberto Centeno. Columna nueva, fin del mundo nuevo. Y es que incluso ignorando el lenguaje apocalíptico que recuerda a los sermones de las caricaturas de la inquisición española, el fondo de la idea de estas columnas sigue sin diferenciarse de un discurso que bien podía ser oído en los templos de Hieracómpolis en épocas más civilizadas como las de un par de milenios antes de Cristo.

El despacho de Roberto Centeno.
Es que estamos perdidos y nadie hace nada para remediarlo. Además, qué injusto es que las decisiones políticas no se tomen en función del perímetro testicular de los políticos. La gente que come carne hervida y acumula guacheras en las comisuras de los labios desea que alguien dé un golpe en la mesa, produzca testosterona y, guiada por la intuición, nos libere de esta situación que siempre está a punto de acabar con la vida en la Tierra.

Que ésa es otra: desde que Centeno escribía en 1976 en El País sobre la crisis energética, llevamos cuarenta años al borde de la desaparición de España y España, la muy pesada, se las ingenia para seguir existiendo. O nos gobiernan comunistas o nos gobiernan cobardones que no tienen ni idea de nada. Ya se sabe: los españoles somos especiales comparados con el resto del mundo. Y con especiales quiero decir "imbéciles". ¿O acaso alguien tiene otra teoría? Pues que se la calle porque no existen otras teorías que expliquen que Centeno falle más que una escopeta de feria y aún así lleve cuarenta años pontificando.


Supongo que es el mismo caso que el programa de Gran Hermano: todo el mundo sabe que es una mierda, pero aún así tiene su público. Me parece bien: algunos defendemos la libertad de escribir paridas con denuedo y de emitir programas de televisión que parecen un mercado de esclavos.

Es curiosa la transversalidad de la idea que postula que los españoles somos imbéciles. Como dijo alguien una vez: "y si habla mal de España, es español".

Lee: La excepcionalidad de España

Bueno, dicho esto, vamos a la última columna del mencionado autor en el que fusila un texto de García-Trevijano no sin antes hacer una pequeña introducción:

Antonio García Trevijano, el más importante pensador político de los últimos 60 años...

Uh, frena un poco que te la pegas.

...cuyas obras de Teoría Política son las únicas de un europeo actual existentes en la biblioteca del Congreso de los EEUU.

¡Pamba! Te avisé. La Biblioteca del Congreso tiene 24 millones de publicaciones —según Wikipedia—, es decir, no destaca por ser un sitio en el que haya un gran filtro (eso es cosa de revistas especializadas). La afirmación de que García-Trevijano es el único europeo actual que tiene sus obras disponibles en la mencionada biblioteca es cuanto menos no cierta o, si lo preferís, mentira. Un niño de siete años puede hacer una búsqueda aleatoria por nombre de autor en su sitio web y encontrar por ejemplo por la "A" de "anormal", el apellido Abrams. De los primeros resultados aparece un tal Paul Abrams que es un profesor inglés de Urología. Este fulano tiene docenas de publicaciones en la Biblioteca del Congreso. ¿Seguro que no va a haber ningún inglés, francés, alemán, español o italiano que trate de filosofía política o de ciencias políticas en esa biblioteca? Lo dudo. Además, es una biblioteca que no destaca por su chauvinismo: el 70% de sus adquisiciones no son norteamericanas.

Felipe González.
Ok, seguimos. Una de las aficiones favoritas de cierta corriente política española de la que Centeno no es ajeno es darle capones al rey. Y no me refiero a los republicanos de izquierdas, que esos son más monárquicos que Francisco José I de Austria. Uno pensaría que siendo la monarquía una institución conservadora por naturaleza, la derecha sería uno de sus pilares, pero no. En España tenemos la picha ideológica hecha un lío (somos el único país del mundo junto con Turquía donde los secesionistas pueden definirse de izquierdas y la gente no se lleva las manos a la cabeza) y por ello hemos logrado que el principal sostén político de la monarquía no sea la derecha política. Ciertamente esto tiene que ver con nuestra historia reciente: durante la Transición Política se produce la famosa "traición" y por eso desde entonces la monarquía sólo está segura cuando gobierna la izquierda.

Otro de los lugares comunes de esa corriente política de la que Centeno tan solo es representante es el de atribuir los males de España a los políticos. A mí no me miréis, yo creo que es muy sano sospechar de los políticos. Creo en los equilibrios y contrapesos, en la división del poder, en las garantías constitucionales, en la descentralización, el co-gobierno, etc. Aunque como creo en todo eso también creo que hay que pagarlo, afirmación que tal vez era sofisticada en la década de 1850 pero que hoy debería de ser el abecé de la política.

Rajoy de vacaciones en Galicia.
Y como los políticos son "malos", fíjate tú por dónde, siempre coincide que tenemos el peor gobierno de la historia. Así por ejemplo en la más reciente columna tenemos: "En este momento histórico transcendental con el peor Gobierno y un monarca a juego". Pero en 2009 también encontramos: "el peor gobierno en 200 años". En 2008: "Tenemos sin duda el peor gobierno imaginable, y la peor oposición posible". Ok, los dos últimos se referían al mismo gobierno de ZP. Pero en 2011 ya había cambiado la composición del ejecutivo y no cuesta encontrar: "el peor Gobierno en tiempos de paz, desde la época del felón Fernando VII". Contra ZP nos quejábamos mejor.

No puedo evitar llamar la atención sobre algunas perlas que me voy encontrando en las Columnas del Apocalipsis, como ésta de febrero de 2015: "La victoria aplastante de los ultraizquierdistas de Syriza, que han formado gobierno en 48 horas con la derecha nacionalista de To Potami...". Hala, con un par. Syriza formó gobierno con ANEL y To Potami, que es un nombre que mola, se quedó en la oposición (en el Parlamento Europeo se sientan con los socialdemócratas, que es el típico lugar donde encuentras a la derecha nacionalista ¿?).

Hay más sobre las referencias y fuentes empleadas por el Quinto Jinete:

Bloomberg acaba de advertir de que las reformas que los partidos políticos están preparando para encontrar “un encaje de Cataluña en España” van a conducir a la desintegración del Estado español.

No he podido encontrar en Bloomberg esa referencia. A todo lo más llego a Catalan Separatist Faces Party Revolt After Losing Barcelona, que es un artículo que cuenta justo lo contrario de lo que dice Centeno. Da igual: Bloomberg puede decir misa. Cualquier frase fuera de contexto es válida para atacar al adversario, el problema es que a veces no sabemos muy bien quién es nuestro adversario, aparte de los comunistas y de los separatistas, claro. Por eso quizás los giros retóricos de Centeno nos resultan cuanto menos desconcertantes, como en la frase:

Este grupo de insensatos, de los que Camilo José Cela dijo que, “si tuvieran honor se habrían pegado un tiro”, puso en marcha un mecanismo infernal único en el mundo...

Afortunadamente Centeno no es un nihilista que se queda en la queja, también aporta soluciones, o lo que sus lectores creen que son soluciones. Por ejemplo (2015):

Es imprescindible un cambio político radical, porque la regeneración es imposible: nunca en la historia ha sucedido. La oligarquía política que nos ha llevado a la ruina debe ser destruida.

O esto que encuentro en el blog de Ynestrillas (de 2012, pre-Pablemos):

Solo hay ya una respuesta posible: echar al monarca, a Rajoy y a la casta como sea y plantar cara a los nacionalistas y a los empresarios que les apoyan, con la Ley y la Constitución en la mano.

Esto de las oligarquías financieras y las soluciones rápidas a problemas complejos es algo bastante frecuente entre los jefes de estado centroafricanos. Así les va.

Adenda: veo en los comentarios que la gente está de acuerdo con "adelgazar" o "quitar" —como si fueran lo mismo—  las comunidades autónomas (algunos llevan con eso cerca de 40 años, con ningún éxito). Digo yo que independizando a todas se ahorraría más dinero, ¿no? Eh, eh, vale, sólo era #bromi.


Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo