lunes, 25 de mayo de 2015

Elecciones locales: España Universalis

No es por nada pero votáis como el culo. Esto es un sindiós. El recopetín. Yo todavía no sé quién es mi alcalde, sólo sé que se presentó por un partido que no es un partido sino una coalición rara formada por adoradores de la Pachamama y gente que se toma a Manuel Murguía al pie de la letra. Y es que en Galicia las pablémicas marcas son añadidos secundarios a las coaliciones previas entre Beiras e IU (excepto en los sitios donde no se añadió IU ¿?). Sirva esta introducción como pequeño recordatorio de que las "explicaciones totales" sobre los resultados de las eleccioones locales en España hay que tomarlas con suma cautela.

Es que menudo carajal. Si al menos los neocomunistas fueran más comunistas que neo, todo sería más sencillo. Un comunista de toda la vida es un criminal en potencia y todo lo que quieras, pero al menos tiene un librito de respuestas conocido y una serie de cauces de actuación previsibles. El problema es meter a los neo en la ecuación: gente que cree que hacer política es dejar que sus coleguitas vegetarianos monten desnudos en bici y que en lo económico tienen fe militante en que la riqueza es limitada. Es decir, chalados imprevisibles.


Empecemos por el panorama general, por el cromo.

Panorama general

Antes de nada, una cosa que me llamó la atención cuando en la tele estaban comparando los resultados de 2015 con los de 2011 es que nadie ponía en perspectiva los resultados de 2011. Las locales de 2011 fueron un paseo militar para el PP en España. Sin alternativas y con ZP violando campesinas, el PP obtuvo hace cuatro años el mayor poder local y autonómico de ningún partido en la historia de España. El PP salió dopadísimo de aquellas elecciones. Su caída en estas elecciones hay que valorarla con esto presente.

El PP

El PP ha ganado las elecciones. Sus bonus de Disciplina, Miedo, Senectud y Control de los Medios han jugado a su favor. Sin embargo tienen tiradas negativas en las categorías de Corrupción, Mentira y Presunción.

¡Mozo! Llénamelo de queroseno y vulcanízame las ruedas.
Hay gente que durante todo el año se está metiendo con el PP y luego cuando el PP pierde poder, se enfada. Esta gente me recuerda al propio PP: subes los impuestos, sacas a etarras a la calle, te ríes de la gente y desprecias a tus primos. Luego te preguntas por qué la peña deja de votarte. Unos genios. El PP tiene que empezar a aprender el significado de la palabra contradicción.

Dicho esto, aunque el PP haya ganado las elecciones y siga siendo el partido más votado en España, su reducción del voto sirve para que pierda tronos en toda España. Abocado a pactar, su reinado austrohúngaro pierde posiciones clave. Sorprendentemente no es el partido que más cae en votos. A mí esto me recuerda a las elecciones griegas que perdió Nueva Democracia manteniendo sus votos.

Ah, ojo con el efecto de la carta de Reacción, que tiene bonus especial en Disciplina y causa el evento "Desfile Austrohúngaro", esta carta la pueden sacar en las próximas elecciones.

La Pesoe

Tuit borrado por El País. ¡Gracias Internet!
Detrás está el PSOE, cuya incapacidad de comprender las matemáticas más básicas les impide ver que se han dado un hostión de padre y muy señor mío. Si el 2011 se llevó por delante el poder local del PSOE, el 2015 confirma que no tiene suelo de votos (o que su suelo electoral está en 0 votos). En la mayoría de grandes ciudades no llegan al 20% y en muchos sitios ha perdido hasta la mitad de los votos. Y aplauden, es alucinante.

El PSOE ya no juega en la liga de hacerle el sorpasso al PP sino en la liga de bailar con tribus  menores. Al Imperio Romano esta estrategia le fue regular. Sospecho que la gente sigue huyendo del PSOE porque a) parte de sus votantes se está muriendo y b) nadie sabe de qué palo va el PSOE.

Un 15% en Madrid. Récord.
Lo único que sabemos del PSOE es que dicen que son "de izquierdas" y por tanto van a tratar de pactar con otros grupos que coinciden con ellos en decir que son "de izquierdas". No importa la política, sólo la autodenominación propia. Por mandato de su escuálida dirección se niegan en redondo a pactar con el PP (lo que en algunos lugares podría darles tronos por un año o dos para hacer su política, pero como no tienen política que hacer pasan del tema).

El PSOE es una banda cuyas acciones bajan y van a darle poder a otros grupos cuyas acciones suben. Es una estrategia suicida que a los liberales en Inglaterra les salió como el culo.

Pablemos

Nuevos alcaldes de Pablemos. Creo.
Las miles de marcas políticas con las que se presentó Pablemos les han dado importantes focos de poder negociador. Madrid, Barcelona, Zaragoza, La Coruña, etc. En el voto urbano están por encima del PSOE a quienes procurarán tener como socio menor a cambio de migajas. En ciudades medias y autonomías ellos serán los socios menores de un PSOE en horas bajas. ¿Podemos hablar de éxito de Pablemos? Hasta cierto punto sí: Madrid y Barcelona tienen cartas de Presencia Mediática que dan bonus de Apariencia pero albergo la impresión de que siguen siendo una formación muy deslabazada (aunque tengan el comodín de Acólitos del Líder con bonus especial de Disciplina).

Si empezamos a leer entre líneas lo de Pablemos, su éxito se ve ensombrecido con cosas como que sus marcas en País Vasco, Navarra, Galicia y Comunidad Valenciana ya están tomadas por los proetarras, los proetarras, Beiras-IU y Compromís respectivamente. Para otras elecciones el eje nacionalismo-centralismo les va a pasar factura igual que se la pasa al PSOE (en cuanto haya elecciones en Cataluña veremos qué ocurre). Con esta cautela estimo que Pablemos está más cerca del millón y medio que de los dos millones de votos. Si tengo razón en mi estimación, para los coletas la Moncloa está en una inalcanzable galaxia.

Ciudadanos


Pueden congratuarse de haber conseguido lo que Rosa Díez intentó y jamás consiguió: establecerse en toda España. Hasta ganaron concejales en Lugo que es un lugar donde está mal visto tener un televisor en color. Ahora mismo son la niña bonita porque su carta de Yerno sirve para pactar tanto con PP como con PSOE. A su vez esta carta es su peor enemigo porque tiene una utilidad limitada en el tiempo (hasta que Yerno se convierta en Cuñado por Hastío de Guerra).

IU


Han pasado de tener 2.248 concejales en 1.022 municipios a tener 2.216 en 944. Es alucinante lo de los líderes (?) de IU congratulándose del resultado "de la izquierda". Les ha pasado una apisonadora por encima y están contentos.

BNG

Pésimos resultados para el BNG, aunque aquí también hay que tener en cuenta que partían de una situación (2011) en la que todavía Beiras no había violado al partido sobre el capó de su coche. Es muy divertido ver desesperadas extrapolaciones a unas elecciones gallegas con los resultados de las municipales. La estupidez nunca deja de sorprenderme.

En fin

Es temprano todavía para ver por dónde van a ir los pactos (pactos que serán necesarios en las autonomías, pero no en muchos ayuntamientos donde si no existe una coalición opositora, los gobiernos en minoría pasan automáticamente a gobernar). Tras la batalla el polvo se tiene que asentar, veremos en las próximas semanas dónde se van colocando unos y otros.

Y aprovecho para enseñaros esto que ha compartido alguien en tuiter, de Camba:


¡Qué ojo tenía!

La crueldad del antiguo faraón es cosa del pasado:



7 comentarios:

Enrique 25 mayo, 2015  

Dos reflexiones:

1) Propongo el siguiente cálculo.
- Cogemos los votos que ha perdido el PP en un ayuntamiento o comunidad random.
- Suponemos que todos los votos de C's proceden de ahí y se descuentan a esos votos "perdidos" (se podría suponer que también proceden de UPyD, pero en algunos lugares no hace ni falta).
- Suponemos también que todos los fallecidos en estos 4 años eran del PP, y que no tienen ningún votante nuevo. Restamos también esos fallecidos.
- Si la participación es menor, restamos también los votos que se han quedado en casa.
Al final nos queda que una barbaridad de votantes del PP en 2011 votaron ayer a Pablemos o econacionalistas. Y cuando digo barbaridad, estoy hablando por ejemplo de unos 100-200mil votos en la C.Valenciana que con alta probabilidad se han papeado entre Compromís y los de la coleta (y en algunos municipios de Cataluña es aun más increible porque se pueden haber ido a ERC).
Y para colmo tenemos un debate político en trincheras. Con extremos irreconciliables en "derecha", "izquierda", "nacionalistas" y "no nacionalistas". Es decir, que una parte importante del electorado o bien en 2011 o bien en 2015 no tiene ni repajolera idea de lo que está votando.

2) Me encanta esto de la nueva política y el fin del bipartidismo. Ahora mismo en la inmensa mayoría de los gobiernos elegidos ayer o serán PP+C's o PSOE+Podemos+Nacionalistas (donde los haya). Son además las únicas combinaciones porque en muchos sitios el combo PSOE+C's no llega, y en los que sí les ha faltado tiempo para perder el culo en llamar a los nacionalistas. Es que son las mismas coaliciones desde el pleistoceno. ¿Cómo va a ser eso un cambio? Si estamos otra vez con dos bandos discutiendo el "que viene la derechona", "que vienen los radicales a romper España".

Il Venturetto 25 mayo, 2015  

Eres el más grande.

¡ME RECORDARÉIS!

Pablo Otero 26 mayo, 2015  

Una parte de la idea que tengo en la cabeza es que en el contexto de repetir "bloques", Pablemos no es más que una IU con esteroides.

Pero por otro lado pienso que la política de "bloques" ya no es útil a la hora de analizar los datos: tras siete años de crisis muchas costuras se han roto y los ejes de pugna han cambiado.

Creo que harán falta dos partidos para los pensionistas y otros dos partidos para los que no vamos a tener pensiones. Pero esto es parte de una reflexión más larga.

Enrique 26 mayo, 2015  

Primero me contesto a mí mismo, y dejo una pregunta en el aire.

Lo que comento en el punto 1) sobre votantes del PP pasando a Podemos o nacionalistas, ¿no se podría explicar como voto "negativo"? Es decir, gente votando para que no gane ZP en su día o que no gane el PP ahora. No deja de ser antipolítica pero al menos la gente no vota al azar.

Enrique 26 mayo, 2015  

Pablo,

Los "bloques" sí que pueden explicar los datos, pero como bien dices han cambiado. Ya no podemos dividir a los votantes entre "derechas" e "izquierdas", sino que hay que examinar bloques más pequeños que pueden ser perfectamente los pensionistas, los que no vamos a tener pensiones, los futuros pensionistas con empleo estable, los recién licenciados en paro, los votantes "rurales"...

Ésto se puede ver muy claro si examinas el electorado de C's. Si los metes en "izquierdas" o en "derechas" no tienen sentido sus propuestas. Pero sí que se explican si lo divides en grupos más pequeños como ex-votantes del PSOE no nacionalistas en Cataluña, autónomos no necesariamente de derechas pero que no tenían alternativa al PP, o votantes con formación superior en el ámbito científico-técnico que han sido tradicionalmente el último mono en un país que se dedica a regularizar la homeopatía. Con estos bloques más concretos se pueden entender tanto sus propuestas como la procedencia de sus votos.

¿Problema? Pues que el debate político sigue emperrado en basarse en los bloques de izquierda y derecha como hace un siglo. Y si algo no se explica se usa el comodín del "centro". Dice mucho la imagen del PSOE alegrándose del "giro a la izquierda" mientras llevan un lustro palmando votos. Y de estar abiertos a pactar con todos menos con el PP, cuando el 40% de su electorado tiene más de 60 años.

redhead 29 mayo, 2015  

La voluntad de poder, que diría Ních, pero también se menciona en crimen y castigo. El poder está ahí, lo que falta es el valor, estar dispuesto para cogerlo. Y ya dirás cómo el que esté dispuesto etc, etc, nos verá a los demás.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo