miércoles, 24 de septiembre de 2014

Fisking de los presupuestos de Cultura

Un ejemplo gráfico de a qué me refiero con el asunto de la Kultur pública lo vemos en una entrada reciente del blog de Noatodo. Tenemos en Mellid (si vais por la autopista lo llaman "Melide") a un jardinero municipal, al encargado del velatorio municipal (!!), a un funcionario del centro de información al no-hombre y (supongo, ya que es tierra de endogamia) al sobrino de la alcaldesa decidiendo quién da clase de música en el conservatorio municipal y quién no. Ah, bueno, me olvidaba del comisario político de turno: si no demuestras conocimientos de idioma gallego, no estarás capacitado para dar clase de piano.

Claro, cuando hablamos de neurocirujanos a nadie se le ocurre que el acceso al puesto dependa de los parientes del alcalde y de individuos que saben de neurocirujía lo mismo que Rociíto. Pero como la enseñanza de música es algo "cultural" y en el fondo nos la sopla a todos, dejamos que el encargado de recortar los setos del pueblo sea quien decida.

Pues esto que pasa en todos los pueblos se reproduce a otra escala en el ministerio de Cultura. Y aquí entro en aguas pantanosas porque jamás nadie se mete con la cultura igual que Hesíodo no se metía con las musas. Hay caminos que no deben ser transitados.

Pero yo aquí he venido a jugar así que buceemos en las 584 páginas del presupuesto del ministerio a ver qué encontramos.

Fisking a los presupuestos del ministerio de Cultura

El estado de gastos comienza con un epígrafe general de gastos de los servicios generales. Ahí meten suministros de oficina (clips, preservativos y tóner, supongo) y aprovechan para meter las cuotas de los organismos internacionales (206.000€) y la aportación a la Organización de Estados Iberoamericanos (150.000€). Soy bueno, no me voy a meter con esto. Sigo.

En la Dirección General de Bellas Artes incluyen el Premio Velázquez de Artes Plásticas (100.000€). Algunos de sus ganadores son Antonio López y Antoni Tàpies y aparte de la pasta, el premio incluye una exposición en el Museo Reina Sofía. Es un premio a toda una carrera, pero al mismo tiempo tenemos el Premio Nacional de Artes Plásticas dotado con 30.000€.


Luego tenemos a la Dirección General de Industrias Culturales con un presupuesto de 2.783.000€ de los que 472.000€ son sueldos de funcionarios. Inestimable la labor que realizan.  Esta Dirección General incluye el Premio Luso Español de Arte y Cultura con 37.500€. Este premio es bianual y su último ganador es el director de cine Carlos Saura por su contribución a la promoción del fado portugués. Ya uno se va oliendo la tostada de que existe cierta gente cuya popularidad y éxito depende directamente del dinero de tus impuestos.

Sin salir de esta dirección general tenemos 330.000€ para becas. 5.000€ para la Organización Española del Libro Infantil y Juvenil y 171.000€ a la Federación de Gremios de Editores de España, es decir, la patronal del libro que hace que la gente las pase canutas para comprarles libros de texto a los críos. Pero es que sin salir de aquí, a la "difusión de la cultura española en el exterior" le dedican 464.000€. Recordemos que la cultura es paella, cacao, andar en bici y señoras de Teruel bailando salsa.

Casa de la Cultura de Peralta (Navarra).
El Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales necesita 642.000€ para sus cosas y 2 millones para el pago de cuotas en organismos internacionales. Yo sospecho que algo de esto va para SHIELD o para el Área 51.

El Instituto de Artes Escénicas y de la Música tiene un presupuesto de 1.950.000€, de los que 460.000€ van para clips y fotocopias, 800.000€ van para giras extranjeras de circos, teatros y orquestas, 211.000 son becas y 340.000 va para pagar cuotas de organismos internacionales (incluyendo 145.000€ a la OEI, a quien ya le habíamos dado pasta antes).

Los servicios generales del ministerio tienen presupuestados 65,5 millones, de los que 28,7 se van en salarios de funcionarios y personal laboral y 187.000 en salarios de "altos cargos". Es decir, el 43%. Si sumamos gasto en Seguridad Social y una cosa que me hace mucha gracia que llaman "perfeccionamiento del personal", nos da que el gasto en personal supone el 64% del presupuesto. Esto se generaliza en todas las administraciones y la gente se niega a creerlo. Cuando se denuncian "recortes" y se relacionan con una peor vida para los peatones, no podemos olvidar que más de la mitad de ese dinero siempre van a ser salarios. Ergo hay que buscar quién está protestando y sus motivos reales. A los sindicatos de la cultura les suda un huevo la "cultura", lo que quieren es que no les quiten las lentejas. Seguir pasando el cazo.

Kultur.
La Secretaría General Técnica tiene un presupuesto de 7.438.000€, de los que 6.550.000 son gastos de personal. Ok. Esta secretaría convoca las becas para la formación de documentalistas en materia educativa que alcanzan los 110.000€. Y gasta en publicaciones 190.000€. Alguien muy loco diría que hay cierta descompensación.

(Nota: estoy saltándome lo relacionado con Educación y Deporte).

Llega la joya de la corona Kultur: la Secretaría de Estado de Cultura. 3.583.000€ cuya proporción de gasto de personal asciende al 86,6%. Ejem. Esta secretaría es una cosa cuyo objetivo es pagar sueldos a los que están ahí. Y no me extraña porque sin ir más lejos el secretario de Cultura, Lassalle, pidió una hipoteca en 2006 por valor de 805.000 €. No está mal para un tipo que dice defender la austeridad.

Lassalle.
La parte de archivos de la Dirección General de Bellas Artes, Bienes Culturales (¿la paella?), Archivos y Bibliotecas tiene un presupuesto de unos 19 millones. 11,8 millones es gasto de personal (62%). Viendo sus programas concretos encontramos 14.000€ a la Coordinadora de Asociaciones de Archiveros de España, 7.000 a Archiveros sin Fronteras (cuya última memoria corresponde al año 2009) y 50.000 a la Fundación Medina Sidonia a cuya página no se puede acceder porque pide contraseña (igual tienen porno y snuff movies). 89.000€ a la Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía y Documentación y Museística, 25.000€ a la Asociación Española de Archiveros, Bibliotecarios, Museólogos y Documentalistas y 25.000€ más para la Sociedad Española de Documentación e Información Científica. Me están entrando unas ganas locas de montar una asociación, pero no soy bueno para los nombres, sólo se me ocurren cosas como "Asociación Comunismo Infinito" y "Federación Profunda de Acólitos de la Kultur".

Esta Dirección General tiene un lacónico apartado de "Premios" dotado con 100.000€ que yo creo que utiliza el gobierno para alimentar a un alienígena oculto en una base subterránea.

Por cierto, como curiosidad: el Museo del Prado cuesta 39,1 millones y el Reina Sofía 33,2.

De aquí volamos en nuestra alfombra mágica al programa de promoción y cooperación cultural. Este programa tiene un presupuesto de 8.8 millones. De ellos, 255.000 van para la Fundación Víctimas del Terrorismo, 1,5 millones para las fundaciones de los partidos políticos (jiji), 263.000 euros para el Centro Nacional del Vidrio (¡sabía que el vidrio era cultura, lo sabía!), 264.000 para el Instituto de Cultura Gitana, 105.000 para la Residencia de Estudiantes, 100.000 para San Serbastián/Donostia 2016 ya que dentro de dos años será Capital Cultural Europea (!) pero por lo que se ve hay que ir pagando ya. Finalmente otros 100.000 para el Círculo de Bellas Artes de Madrid y otros 200.000 para el Centro Cultural Lorca de Granada.

Vale, "Promoción del libro y publicaciones culturales". Yo supongo que aquí entran libros sobre el soplado del vidrio y recetas de paellas. A este programa le dedicamos 7.350.000€. E incluye 630.000 euros para las editoriales que publiquen revistas de cultura (chocolate, paella, vidrio) en castellano. Y 2 millones para la "promoción cultural" en general, o sea, el extraterrestre.

"¡Alimentadme en secreto, humanos!"
Luego hay 640.000 euros para "proyectos de animación lectora" y 909.000€ para fomentar la edición de libros para bibliotecas públicas. No puedo dejar de pensar que las listas de bestsellers en España dependen directamente del mandato administrativo. 

Pasemos ahora a "Fomento de las industrias culturales". 2 milloncetes a "Ayudas a la inversión en capital para incrementar la oferta legal de contenidos digitales culturales en Internet y para promover la modernización, innovación y adaptación tecnológica de las industrias culturales y creativas". Bullshit.

Teatros. Ok. El teatro es la típica cosa que hasta que no la pruebas no sabes que te gusta. Como el Tang sabor a rojo. Dedicamos al teatro 58 millones. De los que las ayudas a la rehabilitación de teatros privados se llevan Barcelona 225.000€ y Madrid 100.000€. Supongo que no hay más teatros privados a rehabilitar en España.

Lo gracioso del programa de teatros, es que tiene un apartado de ayudas a infraestructuras de circos itinerantes (173.000€). No preguntes.

Es droga, pero sabe a canela.
Cinematografía. 48,2 millones. Festivales de Cine de San Sebastián, Málaga y Huelva se llevan respectivamente 900.000, 100.000 y 80.000 euros. Otras subvenciones 160.000. El Fondo de Protección a la Cinematografía 33,7 millones. Luego están la Media Business School (30.000), Media Desk España (80.000) y la Asociación de no-hombres cineastas (20.000), entre otros.

Es curioso porque Media Desk España también se dedica a financiar la producción de videojuegos. Supongo que la subvención del cine a los videojuegos será tan solo para las cinemáticas de los juegos. Por su parte la Media Business School también se lleva subvenciones al cine español pero su página ni siquiera está en castellano. Ah, y por supuesto no producen cine, se dedican dar clases de márketing para tarados. Todo esto léelo mientras de fondo oyes sorber por una pajita: sluuurrrp. Es tu cartera.

"Drenaaaje".
(Nota: mientras voy pasando páginas observo que en "fomento de actividades deportivas" hay 550.000€ para el Consejo Nacional de Licenciados en Ciencias Políticas).

En el apartado de "investigación científica" tenemos las reales academias (6 millones en total). Aunque de los 95 millones de este apartado, 85 se van en becas, 240.000 se van en personal. Es curiosa la disparidad.

"Investigación científica".
Como ya dije, quitando (lo que yo considero) Educación y Deporte. Estas son las cosas que más me llamaron la atención del vistazo que le eché al presupuesto. También he pasado por alto la conservación del patrimonio y lo relacionado en términos generales con la promoción y restauración del patrimonio.

Lo que he aprendido en este viaje es que tenemos a un extraterrestre comiendo ostras en un bunker subterráneo en el desierto y que hace falta una labor de investigación que me supera para obtener información sobre los resultados de las entidades a las que se les da dinero público. Y yo quiero pensar que hay cierto control sobre la efectividad del destino del dinero público. En todo caso, y aun suponiendo que la fiscalización institucional funcione —España no es Albania—, siempre habrá una parte del "estar atentos" que es labor de los ciudadanos. Pretium libertatis.

Más allá de estas conclusiones sobra decir que yo no pasaría las tijeras a estos presupuestos, sino que directamente llamaría a la Fuerza Aérea. Ojo, no ignoro la existencia de resistencias al cambio, pero estas resistencias son las del plato de lentejas de gente cuya única actividad "cultural" es recibir dinero con la excusa de la "cultura".

Multiplíquese esto por autonomías, diputaciones, comarcas, cabildos, mancomunidades y ayuntamientos "preocupados" por el "fomento" de la "cultura" y ya estamos todos.

Ministerio de andares tontos:



2 comentarios:

Teseo 24 septiembre, 2014  

Neurocirugía. Para ser neurocirujano en el SERGAS es más importante el CELGA-4 que el doctorado. Es más importante que el Nobel de Medicina (hala, qué barabaridad, el Nobel de Medicina a un cirujano...!)

Felipe 24 septiembre, 2014  

Excelente post.

No me extraña que los ricos no paguen impuestos.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo