viernes, 28 de marzo de 2014

El no-estudio de la NASA sobre el colapso de la civilización

Recientemente corrió un bulo que decía que la NASA había publicado un estudio que basándose en datos y ciencia planteaba el inminente escenario del colapso de la civilización. Cuando en la prensa —tan seria como en crisis— se hicieron eco del rumor, la NASA tuvo que salir con un comunicado oficial explicando que no, que ellos no habían organizado ningún estudio, que tan solo sus autores habían trabajado para el Centro de Vuelo Espacial Goddard.

Un público inocente

Esta historia tiene varias lecturas. Por un lado podemos hablar sobre el papel del periodismo en su insistencia en proporcionar un aluvión de contenidos y ni pizca de información. Os podéis imaginar que la noticia que hacía referencia a este estudio estaba llena de bonitas infografías y de titulares gigantescos con las palabras "NASA" y "vamos a morir todos". Todo muy compartido en redes sociales y todo muy "¿y tú qué opinas?". Cosas que me hacen pensar en el papel de los medios en Internet. Cómo se vuelcan más en generar contenido y no en dar información.


En parte no les culpo: usan la forma fácil de aumentar su audiencia, su audiencia es dinero y por tanto tienen incentivos en actuar de esta forma. Ahora bien, alguien —algún tipo de jefe editorial— bien podría plantearse alguna vez que lo que sirve para vender en Internet no debe aplicarse al periodismo, ya que la información no es exactamente lo mismo que una pastilla de viagra, y por lo tanto su comercialización online no debería de calcar sus criterios. Pero lamentablemente ese ejercicio todavía no lo han hecho. Periodistas tradicionales que no conocen cómo funciona la promoción en Internet se juntan con publicistas online que no conocen el oficio del periodista y de este cóctel te salen estas cosas: grandes titulares, botones para compartir y producción en serie de opiniones noticiosas sin contrastar ni nada. "Hay que crear polémicas rápidas sin perder asertividad ni feedback". El ciudadano que quiere informarse y contrastar pasa a ser un "usuario" o peor aún, un "prosumidor", productor-consumidor de la porquería rápida, fácil e irreflexiva que le venden entre anuncios de viajes al Caribe.


Si este tipo de contenido encima viene avalado por esa cosa incognoscible llena de misticismo que conocemos por "ciencia" entonces estamos apañados. La gente que menos relación tiene con el método científico y la investigación científica es la que más acude a "la ciencia" como si se tratara de una religión. Todo lo que venga de "la ciencia" se asume sin oposición, como dogma de fe. La publicación académica por tanto se convierte en un fin en sí mismo, en una forma de avalar posiciones ideológicas o intereses económicos tras la fachada de "la ciencia". Para estas personas no te puedes oponer a "lo que dice la ciencia", aunque precisamente lo que impulsa el avance científico sea plantear dudas. Todas las ciencias —"la ciencia" no existe— tienen en común que plantean más dudas que soluciones. Luego están los problemas de carácter técnico: el proceso de revisión a la hora de publicar artículos en revistas especializadas llega hoy a su límite. La enorme cantidad de publicaciones científicas se topa con incentivos perversos, como los presentes en la academia china: para ascender en la universidad china hace falta publicar y ya existe todo un mercado sumergido de negros que escriben artículos académicos de nula calidad. También están los problemas que surgen a la hora de interpretar datos ¿correlación implica causalidad? En fin, para quien ignore todo esto, la "ciencia" continuará siendo "fe".

La otra lectura es acerca del contenido del estudio en sí. Yo no lo he leído, tan solo me informé por referencias indirectas así que puedes dejar de leer aquí. No, era broma, sigue leyendo, insensato.

Lo que dice el estudio del fin del mundo


En el estudio Human and Nature Dynamics (HANDY): Modeling Inequality and Use of Resources in the Collapse or Sustainability of Societies dicen que nuestra civilización industrial puede colapsar porque otras civilizaciones en la historia han colapsado. Y ponen de ejemplo civilizaciones no industriales porque no hay otras con las que comparar la nuestra. Esto es como comparar bueyes con un coche y decir que si no le das alfalfa al coche, este puede dejar de funcionar. Hilando fino ponen de ejemplo el súbito colapso del Imperio Romano. Ya sabéis que yo interpreto la caída de Roma de forma distinta. Hasta aquí el estudio no se diferencia mucho de La decadencia de Occidente de Spengler. Pero como la gente no lee, esto le parece nuevo.

A continuación utilizan un modelo matemático llamado HANDY que maneja varias variables como clima, población, producción agrícola, agua y consumo energético. Estas variables pueden llevar a la civilización a su fin cuando producen dos fenómenos: el consumo insostenible de recursos por un lado y la creación de una minoría muy rica sobre una mayoría pobre. Ya nos va sonando la canción ¿no es así?

Continúan diciendo que el excesivo consumo de recursos de la sociedad estratificada lleva a que la acumulación de los excedentes de la producción se concentren en la élite rica y no se repartan equitativamente sobre el total. Y si hay desarrollo tecnológico que vuelve más eficiente la producción, este fenómeno no compensa la incremental diferencia entre élite y masa.

Dicho esto, plantean varios escenarios:
  • Primero, si continuamos con el consumo insostenible de recursos dirigidos a engordar a una élite, llegará un punto en que la masa común morirá de hambre. La civilización colapsará por falta de mano de obra antes de que tú, malvado, destruyas a la madre naturaleza. :(
  • Segundo, un consumo sostenible de recursos partiendo de una pequeña élite rica. Inexorablemente la civilización colapsará igual, aunque tardará un poquito más. Vaya :(
Pero no todo esta mal, no hagas todavía las maletas para refugiarte en una cueva. Estos científicos tienen la solución para evitar el colapso:

Collapse can be avoided and population can reach equilibrium if the per capita rate of depletion of nature is reduced to a sustainable level, and if resources are distributed in a reasonably equitable fashion.

En cristiano:

El colapso puede evitarse y la población puede alcanzar un equilibrio si el ritmo per capita de consumo de recursos naturales se reduce a un nivel sostenible y si los recursos se distribuyen de forma razonablemente equitativa.

Tate. Para este viaje no hacían falta estas alforjas. Este es el clásico problema del acceso a recursos compartidos y modelo depredador-presa. Sobra decir que la solución del reparto equitativo es matemáticamente incorrecta (y éticamente incorrecta, aunque ahí no nos metemos ahora).

En general, toda esta cháchara pseudocientífica sobre reducir el comportamiento humano a un puñado de ecuaciones para vender un objetivo ideológico o vender un libro se topa con problemas de base. Las ecuaciones que describen modelos tienen sentido si las variables elegidas son cuantificables. En el momento en que escoges variables cualitativas ya estás vendiendo la moto. A una variable no puedes llamarla "consumo de naturaleza" ¿en qué mides ese consumo? En este estudio se inventan la variable "eco-dólares". Fiesta.


Otra variable que tiene mucho de cualitativo —y por lo tanto de interpretable— es la de "riqueza". ¿En serio todos buscamos lo mismo? Lo dudo. Además, las implicaciones del aumento de "riqueza" chocan con el discurso del estudio: en la sociedad industrial la gente de menor renta consume más calorías per capita que la élite de mayor renta. Y tienen más hijos. Además, en nuestra civilización todos los modelos predictivos de aumento de la población mundial nos informan de un freno del crecimiento poblacional y esto se debe al aumento de riqueza (i.e. acceso a educación de las niñas, planificación familiar, etc). Modelo básico de transición demográfica.

Si empiezas un estudio asignando variables cualitativas, puedes acabar demostrando lo que te dé la gana (triunfo de la teoría sobre la realidad). Tratar de ocultar este hecho con cuantificadores inventados ("eco-dólares") no mejora la cosa. Mi recomendación personal para el futuro es que quienes hagan estos supuestos estudios al menos nos diviertan con variables de nombre molón como "psico-ultrones" o "tecno-sonrisas".

Ceterum censeo Carthaginem esse delendam.

Ave atque vale.

7 comentarios:

Gesualdo 28 marzo, 2014  

En resumidas cuentas, la aplicación actual del sentimiento religioso: ¡El fin está cerca! ¡Arrepentíos! utilizando la apariencia de ciencia para arropar a la superstición.


Pablo Otero 28 marzo, 2014  

Mito y logos. Siempre ha sido así.

Teseo 28 marzo, 2014  

Los de la NASA, cada cierto tiempo, tienen que salir con un estudio que defienda que verdaderamente llegaron a la Luna en el 69.

Lino Moinelo 29 marzo, 2014  

Creo que con lo de "reparto razonablemente equitativo" no se refieren a un sistema comunal, sino más bien a algo parecido a que cada uno tenga lo suyo y lo gestione. Quicir, no cosas como que un país occidental mantenga en la ruina a otro país gracias a apoyar a su dictador y proporcionarle dinero y armas para mantenerlo. :-/

Lino Moinelo 30 marzo, 2014  

Añado que lo de tener a dictadores bajo control en un país extranjero se hace con la intención de aprovechar sus recursos, independientemente de como se quede el país y sin que sea beneficioso más que para la casta política sobornada. Creo que con lo de "razonablemente" se refiere a eso. Aunque todo es interpretable, claro

Antonio En La Red 03 abril, 2014  

Estás echando gotas de agua clara en el mar de la información estúpida, y lo sabes, pero al menos creo que dormirás tranquilo. Se te agradece el esfuerzo.

Antonio En La Red 03 abril, 2014  

Estás echando gotas de agua clara en el mar de la información estúpida, y lo sabes, pero al menos creo que dormirás tranquilo. Se te agradece el esfuerzo.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo