domingo, 27 de octubre de 2013

Cómo hacerse caquita en un par de tuits

Una persona que representa a una organización de carácter público no tiene cuentas privadas de twitter ni opiniones personales. Todos sus actos en la red y en la esfera pública son medidos como indicativo de la calidad de la organización a la que representa. Tras soltar una burrada infantil, hiriente y profundamente idiota, no llega con decir "lo siento" y "fue algo personal", porque ya ha tirado a la alcantarilla a esa organización que representa y que no tiene más remedio que limpiar su nombre con la expulsión de tal miembro. Otra opción es que la organización respalde las declaraciones efectuadas y apechugue con las consecuencias.


En este caso tenemos unos tuits de secretarios generales de las Juventudes Socialistas de Madrid. El tuit es uno, pero el retuiteo por otros dirigentes de esa organización me sirve para hablar en plural.

La secretaria general de las JJSS de San Blas a las 15:40:




Recibe muchas respuestas no sólo de gente contraria sino de compañeros que le dicen que se ha equivocado, pero esta atolondrada e indecente continúa envalentonada a las 16:10. Por fin es una tuitstar.




A las 16:29 la menciona Hermann Tertsch y sus 50.000 seguidores se enteran por primera vez de cómo andan las cosas en las juventudes del PSOE. 16:46, el aumento exponencial de la reacción provoca un leve fruncimiento de ceño en esta individua:




No, querida, tu tuit no es peor que el fascismo, tu tuit es tan solo una deyección propia de alguien sin cultura ni educación, alguien con un desprecio absoluto por la confianza que le depositan sus compañeros.

17:07 la ropa interior de alguien empieza a oler a toffe:




Decir que alguien se merece un tiro no es lo mismo que desear la muerte a nadie. Hay tiros y tiros. Claro que sí, campeona.

18:23 empieza a retuitear menciones a su favor: ¿control de daños o efecto mustélido?




19:00 "si alguien se ha sentido ofendido...". Tuit de manual. Como llamar a alguien hijo de puta y añadir que no quieres ofender. Si no quieres ofender, di que tu color favorito es el naranja o que te gustan los helados.




19:15 otro, el de las juventudes socialistas de Chamartin, que había retuiteado antes la deyección de la insensata:




Mire señor agente, yo no quería, yo pasaba por allí, etc. Hay que decir que en esa organización también hay gente decente:




En fin, esto carecería de importancia si no se tratara de alguien que quiere medrar en un partido de poder como es el PSOE. Esto es tan solo un nimio ejemplo de la poca importancia que dan en algunas organizaciones a la formación de sus cuadros. Es bochornoso que el comentario de alguien de las JJSS se pueda confundir con el comentario de un borroka cualquiera. Así les va.


6 comentarios:

Pablo Otero 27 octubre, 2013  

Vaya hombre, qué rápido eliminan y ponen candado a las cuentas.

Miguel Angel Velarde 27 octubre, 2013  

Esta tiparraca es la prueba inequívoca de eso que llaman calidad de la educación (y aquello de educación en valores). En unos añitos será ministra, y me temo que estará justificando disparos a quién no comparta su ideal de felicidad de la sociedad.

Pablo Otero 28 octubre, 2013  

Adiós! http://www.abc.es/espana/20131028/abci-disparar-fascistas-201310281201.html#.Um5miWEiDCW.twitter

Miguel Angel Velarde 28 octubre, 2013  

Es una simple suspensión cautelar. En unos días, cuando todo se olvide, ya veremos. Aún puede ser ministra.

Triste figura 29 octubre, 2013  

Asi que el fascismo ha matado a miles de personas? Pues el comunismo ha matado a millones y a la p.. esa no le molesta que su partido haga negocios con él. Y no hablemos de que su partido tiene calles dedicadas a Margarita Nelken esa a la que le parecia que en Rusia los coministas habian matado poco y que queria que los oceanos estuviesen rojos con la sangre que verteria el PSOE.

Pablo Otero 29 octubre, 2013  

Toda la situación es bochornosa.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo