miércoles, 5 de junio de 2013

Doña Pilar de Borbón como problema

Cuando digo que uno de los problemas de España es la infanta doña Pilar, no me refiero a que esa señora sea un problema, sino a todo lo que rodea a esa señora. El infantazgo como problema. La Corte como problema. La infanta doña Pilar es hermana de Su Majestad (a quien Dios guarde muchos años... lejos de un palacio) y eso es tener mucha suerte de carambola.


Gómez-Acebo

Doña Pilar conoce al que sería su marido, Luis Gómez-Acebo, en casa de la prima de éste. Daba la casualidad de que la prima de Luis es la zarina de Bulgaria. La zarina Margarita tenía otro primo, hermano de Luis, que se llamaba Ignacio. Este Ignacio fundó uno de los mejores despachos de abogados del mundo. Para ser de los mejores del mundo hay que ser muy bueno. Tener visión, por ejemplo, como para abrir una filial en Bruselas un año antes de la incorporación de España a la CEE. ¿Cuántos despachos de abogados españoles había en Bruselas en 1985?

Pues bien, el cuñado-abogado de doña Pilar, hermana del rey, se casó en su día con doña Isabel de Carvajal y Urquijo, quien a su vez es hermana de Jaime Carvajal, íntimo amigo del rey. Uno de sus fieles colaboradores gracias a los que el régimen saliente pudo reformarse y escupirnos el régimen que tenemos ahora. Este Jaime ha sido director, presidente o jefe de varias multinacionales a lo largo de su dilatada carrera. Que un presidente de Banco Urquijo, y presidente de Ford España, haya sacado tiempo para diseñar la Transición española junto a otras personas ocupadas, es meritorio cuanto menos. Relacionado con este apellido está el famoso crimen de los marqueses de Urquijo, para el que cada hogar español tiene una teoría.

Inauguración de una exposición de Cartier. La nieta de Gracia de Mónaco, el presidente de Cartier, doña Pilar y la Miss España 1961. El marido de la infanta fue padrino del hijo de Carmen Cervera, la madrina fue una de las herederas de Getty Oil.
Volvamos al marido de doña Pilar. El marido de doña Pilar no tiene nada que envidiar por genealogía a la hermana del rey. Nieto de José Gómez Acebo, que fue nombrado diputado en 1901 y de ahí ya no se apeó el resto de su vida. Nombrado senador vitalicio en 1917, en 1918 pasó a presidir el Banco Español de Crédito. Cargo que sabiamente compaginó con ser ministro en varias ocasiones durante los años 20. Por poner las cosas en contexto, España sale de la guerra de Cuba en 1898 con enormes remesas de capital repatriado por los hispanocubanos más ricos y después no se mete en la Primera Guerra Mundial con lo que vive cierto despegue económico que es aprovechado por el sector bancario. Hasta su adquisición por el Banco Santander, el Banco Español de Crédito lo presidía Antonio Basagoiti García-Tuñón, que os sonará porque es el padre del político del PP vasco Antonio Basagoiti. Pero que no os sonará tanto por ser bisnieto de Antonio Basagoiti Arteta, un guechotarra que fue a hacer las Américas y regresó en 1900 para fundar el Banco Hispano Americano.

Banco Urquijo y Banco Español del Río de la Plata (después, Banco Central, hoy Instituto Cervantes).
Lladó

Tanto el Banco Urquijo, como el Hispano Americano, como otros bancos del norte, prosperaron incluso a pesar de la guerra civil, ya que todos sus directores se conocían y entre bomberos no vamos a pisarnos las mangueras. Durante la guerra y la posguerra, el presidente del Banco Urquijo era Juan Lladó (a su vez hijo de un diputado por la provincia de Lugo en la época de Romanones). A Juan Lladó le pilló en mal sitio la guerra y por eso se pasó un año en la cárcel. En 1944 firma el pacto de Las Jarillas por las que el Hispano Americano y el Urquijo pasan ser dos caras de la misma entidad. Su hijo, José Lladó, nacido en 1934, funda en 1972 Técnicas Reunidas, otra compañía que cotiza hoy en el Ibex-35. A su vez, este José Lladó está casado con la hija de uno que fue ministro de Franco en 1951 y durante décadas —antes y después de la guerra civil— director del Banco Exterior de España. Otro de los yernos de este ministro fue Marcelino Oreja, ministro de Suárez, eurodiputado y diputado, tío de Jaime Mayor Oreja. Otro más de los yernos de este ministro es Ignacio Domínguez Urquijo (marqués de Bolarque) y, espera, que esto no ha acabado, su nuera se llama Isabel Gómez-Acebo Villapellecín, marquesa de Cortina.

Banco de Vizcaya, a la derecha el Banco Urquijo.
Alcocer

En aquella época de posguerra, con tantas carencias y tantos cabarets a los que entrar con invitación, Franco nombra alcalde de Madrid a un señor que ya lo había sido en los años 20: Alberto Alcocer. Este señor no sólo sería alcalde de Madrid sino también gobernador del Banco de España. Lamentablemente un hijo le murió en un accidente de aviación en Rusia en 1941, otro, fue ministro en los setenta. De estos hijos saldrían varios nietos, a saber: Alfonso Cortina, que con 24 años era director técnico del Banco de Vizcaya y que acabaría siendo presidente de la petrolera semi-publica Repsol YPF de 1996 a 2004.

Ah, el futuro.
Para hablar de sus otros nietos, Alberto Cortina y de Alberto Alcocer, hace falta decir antes que España en los 40 fue un refugio para miles de judíos que lograron huir de la Europa ocupada. Uno de los que huyeron fue Ernst Koplowitz Sternberg, que tuvo la fortuna de casarse con una aristócrata española descendiente de indianos. El bueno de Ernesto Koplowitz compró una de tantas empresas de ñapas que había en la España de la posguerra y la hizo suya para refundarla como Construcciones y Contratas SA. Recordad que a principios de los 50 había que construirlo todo. Pues bien, cuando en 1962 Ernesto muere en un accidente, el dueño de El Corte Inglés, Ramón Areces, tutela a las herederas para que puedan heredar la empresa. Cosa que hacen justo antes de casarse con los primos Albertos. Una vez que los Albertos llegan al consejo de administración, tienen una gran visión de negocios que enriquece a sus familias mucho más de lo que habían podido soñar. Bueno, quien dice visión de negocios, también dice nacer en la familia adecuada, de carambola. Se crea FCC, compran bancos, adquieren información privilegiada con la que no tienen reparos en hacer negocio y compartir su suerte con amigos aristócratas, banqueros y empresarios. En calidad de nietos de un alcalde de Madrid hacen negocio trayendo a jeques kuwaitíes y dando el pelotazo. Etc. Alicia, se acabó divorciando de Alberto Cortina porque pillaron al tragaldabas meneándole el berberecho a otra mujer. Su hermana Esther se divorció de Alberto Alcocer a los seis meses porque también se olía la tostada. No temáis por estas señoras, sus hijos están convenientemente colocados y ellas tienen un patrimonio conjunto equivalente al PIB de un pequeño país de Centroamérica.

Rato

Decía que Alberto Alcocer abuelo había sido gobernador del Banco de España, otro que también lo fue fue Mariano Navarro Rubio (antes de gobernador fue ministro de Hacienda). Bien, antes de que a Mariano Navarro lo inhabilitaran por el caso Matesa en 1970, le dio tiempo a intervenir en un curioso caso de fuga de capitales a Suiza, en los 60. En este caso, intervino el Banco de Siero, a la sazón propiedad de Ramón Rato. Ramón Rato y otros familiares fueron detenidos en plena boda de su hija con un sobrino de Emilio Botín. Litigó durante años y acabó recuperando hasta el último céntimo que le intervino el estado. Diréis que el apellido Rato os suena de algo, pues sí: era el padre de Rodrigo Rato, ministro de Economía y presidente de Bankia. Y también padre de Ramón Rato que era un negociante, sobre todo en el sector de la radio española (recordad: hablo de cuando había seis cadenas de radio en España y la gente no veía la tele). No confundir a Mariano Navarro Rubio, gobernador del Banco de España dimitido por el caso Matesa, con Mariano Rubio Jiménez, gobernador del Banco de España dimitido por al caso Ibercorp. Ambos coincidieron en tiempo y lugar, pero no eran la misma persona.

Santander

Presentación de la fundación que le regaló Botín a la ex-vicepresidenta que indultó a uno de los suyos. Foto étnica, que se lleva mogollón.
Es curioso que Ramón Rato fuera detenido en una boda Botín-Rato, ya que me da pie a recordar a algunos miembros actuales del consejo de administración del Santander. Por ejemplo, el ex-ministro de Exteriores Abel Matutes, presidente del Grupo de Empresas Matutes. Su dilatada carrera política (alcalde de Ibiza en 1970 (con 29 años), senador en el 77, diputado en el 86, eurodiputado en el 94 y ministro hasta el 2000) no le hace sombra a su carrera empresarial. Momentos empresariales fulgurantes como cuando la SEPI privatiza Trasmediterránea y el bueno de Abel, a la sazón ministro de Exteriores, compra parte de los barcos. En alguno de sus hoteles seguro que pernoctó (esta gente pernocta, no duerme) doña Isabel Tocino, otra consejera del Santander que fue diputada entre los años 86 y 2000 y ministra del 96 al 2000.

Tiene a muchos parientes en el consejo de OHL, pero aún así la edad no perdona.
Otro miembro del consejo de administración del Santander es Juan Miguel Villar Mir, otro coco del Colegio del Pilar que tiene chófer desde los años 50. Ascendiendo por la administración de obras públicas del franquismo, llegó a dirigir los Altos Hornos de Vizcaya en los 60. En los 80, a estos Altos Hornos les compró una constructora que refundaría como OHL. Fue ministro durante el último gobierno de Arias Navarro y donó cierta cantidad de dinero al Partido Popular por no sé qué de unos confetis.

Hasta aquí

Es muy curioso empezar hablando de señoras con collares y acabar hablando de banqueros y de ministros que son hijos y nietos y bisnietos de otros banqueros y otros ministros. Me recuerda demasiado a la política matrimonial de los Reyes Católicos. Para acabar de ilustrar cómo todos se conocen desde hace décadas y que a esta gente no solo le da igual las leyes que les afectan, sino que hasta ayudan a escribirlas, siempre pongo de ejemplo los datos de la concentración bancaria de los años 50.

En los 50, el 3% de los bancos manejaban el 66% del negocio bancario español. Pese a los nuevos bancos y la aparición de competidores extranjeros, la concentración bancaria española sigue siendo un caso de libro de aristocracia bancaria. Los mayores bancos de los años 50 los conocemos todos:
  • Banco Español de Crédito
  • Banco Hispano Americano
  • Banco de Vizcaya
  • Banco de Bilbao
  • Banco Central
  • Banco Urquijo
  • Banco Pastor
  • Banco de Santander
Hoy esta lista sería algo así como:
  • Grupo Santander
  • BBVA
Restauración, república, guerra, posguerra, franquismo, transición política, adhesión a la CEE, incorporación al euro. Da igual. Es reconfortante pensar que hay cosas que nunca cambian y que extrayendo información de los matrimonios cruzados entre las grandes familias de accionistas de estos bancos, de las viejas empresas del Ibex-35 y de miembros de sucesivos gobiernos —sin importar su color—, cierta gente continuará donde ha estado siempre. Gente que simplemente ha tenido suerte de nacer donde ha nacido.

Más:
Los dueños de Portugal





2 comentarios:

Teseo 05 junio, 2013  

He tenido que hacerme un esquema con lápiz y papel. Me he perdido un poco en el momento en que Doña Pilar de Borbón, durante la boda de la Koplowicz, descubre que Alberto Alcocer tiene la cota de mallas por debajo de la manga...

Los hijosdalgo son buena gente, por tanto sus hijos también deben ser bos rapaces.

borino 06 junio, 2013  

¿Como organizar la sociedad para que esto cambie a mejor?

No digo que sus retoños no hereden, solo quiero que no hagan las leyes que les benefician solo a ellos. Me interesa el como poner los cimientos de una sociedad en la que, de premiar algo, que sean los méritos, no el nacimiento y que las leyes sean por el bien común.

Con seres humanos como materia prima no veo solución. Menos mal que soy optimista.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo