miércoles, 29 de mayo de 2013

Recomendaciones de Bruselas sobre el programa nacional de reformas

Las instituciones europeas, de acuerdo a los datos que recaban ellas mismas y los que aporta el gobierno de España, tiene una visión de lo que está pasando y usa esta información como base de sus recomendaciones. El llamado "objetivo a medio plazo" ya se extiende hasta 2018 y uno que es malpensado diría que estas recomendaciones ya no son medidas anti-crisis sino un programa de política macroeconómica que viene a corregir la caótica situación que plantea tener una moneda que se dirige desde muy lejos... o unos políticos ineptos que tienen que bregar con patanes.

Deuda pública: alcanzará su pico en 2016 y a partir de ahí disminuirá.
Déficit: entre 2013 y 2016, recortes del 1'2, 0'4, 0'9 y 0'9 para llegar al 3% del PIB.

El documento que firma el gobierno europeo (Comisión y Consejo) alerta de algunos pequeños problemas que están por arreglar y —lo que más gracia me hace— se queja de los retrasos que acompañan a muchas decisiones que ya se tenían que haber tomado. Me imagino a la pantalla de plasma que nos gobierna quejándose de que se le exige mucho para ser una pantalla de plasma.


Así ve Europa lo que hace España:
  • Medidas para reducir el déficit, sobre todo a nivel regional, no aparecen detalladas. 
  • El ahorro previsto en la reforma local está «sujeto a considerables riesgos de ejecución».
  • Incertidumbres en cuanto a la situación del mercado de trabajo y financiero y a la evolución de los ingresos públicos.
  • Se han hecho avances a la hora de presentar informes de ejecución presupuestaria pero hay margen de mejora.
  • No se informa de manera sistemática y a su debido tiempo de los atrasos de la Administración en los pagos.
  • Se está retrasando el establecimiento de un consejo presupuestario independiente. 
  • El ratio ingresos tributarios/PIB sigue siendo uno de los más bajos de la UE.
  • España ha tomado medidas para reducir el sesgo en favor del endeudamiento en el impuesto de sociedades, pero es preciso seguir esforzándose en el contexto del elevado endeudamiento privado.
  • Se han llevado a cabo las recapitalizaciones necesarias en el sector financiero.
  • Deberá prestarse especial atención a la reestructuración de los bancos.
  • La situación del mercado de trabajo sigue siendo crítica. Es objeto de especial preocupación el acentuado aumento del índice de desempleo juvenil y el incremento del desempleo de larga duración.
  • Según los datos de que se dispone, la reforma del mercado de trabajo de 2012 ha empezado a dar como resultado una mayor flexibilidad interna (dentro de las empresas), cierta reducción de los costes de despido y un aumento de la moderación salarial. 
  • Se han retrasado las reformas en el marco de políticas activas para el mercado de trabajo.
  • España se halla por debajo de la media de la UE en lo que se refiere a los principales indicadores de medición de la pobreza y la marginación social; los niños están especialmente expuestos a esas situaciones.
  • Se han logrado algunos avances en lo que respecta a las medidas de lucha contra la pobreza infantil y a la mejora de la eficiencia de los servicios de apoyo a las familias.
  • Se está retrasando corregir la segmentación del mercado interno y las barreras de entrada al sector servicios.
  • Se están retrasando las medidas para crear un mercado del alquiler más amplio y más eficiente, que ayude a la movilidad de la mano de obra.
  • No son suficientes las medidas adoptadas para corregir el déficit de tarifa eléctrica.
  • La infraestructura de transporte es abundante, pero hay margen para que la selección de las inversiones sea más estricta y se dé prioridad al mantenimiento eficiente de las redes existentes.
  • Existen obstáculos técnicos y legales que impiden la competencia en el transporte de mercancías y pasajeros por ferrocarril.
  • Se están retrasando las medidas de mejora del sistema judicial.

Las recomendaciones:
  • Para reducir riesgos en la seguridad social hay que atrasar la edad de jubilación e introducir un factor de sostenibilidad (esto último es lo de que no se actualicen las pensiones con el IPC).
  • La revisión propuesta de las reglas de indexación de todos los ingresos y gastos públicos aportaría un ahorro presupuestario y una mayor reactividad de los precios a la situación económica. 
  • Necesidad de seguir mejorando la relación coste-eficacia del gasto sanitario y farmacéutico (por ejemplo, revisando los precios de referencia y extendiendo el copago), manteniendo al mismo tiempo la accesibilidad de grupos vulnerables.
  • La eficiencia del sistema tributario puede mejorarse aumentando la proporción de impuestos indirectos más favorables al crecimiento y luchando contra el fraude y la evasión fiscales.
  • Es necesario reducir el tiempo necesario para la concesión de licencias empresariales.
  • Los obstáculos a la entrada para las galerías comerciales de gran superficie continúan limitando la competencia en el sector minorista.
  • Es necesario mejorar la eficiencia y la calidad del gasto público a todos los niveles de la Administración.
  • Es necesario que haya menos productos con el IVA reducido.
  • Es necesario aumentar impuestos medioambientales (sobre todo a carburantes).
  • Es necesaria la modernización y refuerzo del servicio de empleo público, y la apertura a las agencias de colocación privadas todavía debe ponerse plenamente en práctica.
  • Es necesaria la cooperación entre los servicios de empleo público nacionales y regionales (portal único de empleo). 
  • Es necesario reducir el abandono escolar y echarle un ojo con un sistema de evaluación del rendimiento de los alumnos.
  • Es necesaria una reforma estructural del sector eléctrico.
  • Es necesario reducir el pasivo resultado de infraestructuras de transporte no rentables (esto creo que significa vender aeropuertos).
  • Es necesario evitar en el futuro que políticos analfabetos decidan enormes inversiones en las infraestructuras de transporte.
  • Es necesario que haya competencia en el ferrocarril.
  • Antes de octubre de 2013, hay que tener funcionando la reforma local.

De la mayor parte de estas cosas se lleva años hablando, de ahí que gente canosa que adora a dioses extraños, dedique la mitad del documento de recomendaciones a decir que se están retrasando las cosas. Los ministros van asomando la patita y comprobando la reacción del público. Para que una idea cale, hay que darle al pueblo pequeñas dosis. Es muy curioso que esto sea así, ya que no existen impedimentos políticos que retrasen las reformas. No hay ningún gobierno de coalición ni existe un debate serio sobre estas medidas. Es más, ahora sus señorías están entretenidas con los desahucios y el aborto, cosa muy curiosa ya que a Europa se la sopla ambos temas.


También es curioso que a diferencia de nuestros próceres, los eurócratas vayan a la chicha: sanidad, infraestructuras, impuestos, competencia y reforma de la administración. Son estos y no otros los temas que merecen nuestra atención. Bruselas insiste en su programa de gobierno para España y desde luego que todos podemos jugar a hacer como que no. Esto es lo que hay, cualquier cosa que se desvíe de esta hoja de ruta, son abalorios. Que también digo yo que a lo mejor, quizás, si hubiera alguien válido en la política española, se pudieran ofrecer alternativas a algunas de las medidas planteadas, pero España dejó de innovar en política hace doscientos años.

¿Son buenas o malas recomendaciones? Depende de a quién preguntes. El mero hecho de existir recomendaciones ya es algo que debatir. Yendo a las medidas concretas, a mi me enternece que hablen de los niños pobres, por otra parte no veo por ningún lado propuestas de reforma de la propia UE. Dicen que tiramos el dinero en regiones y es cierto (hola La Rioja) pero no dicen nada de que a nivel europeo tengamos dos ejecutivos colegiados (Comisión y Consejo). Claro, cada uno cuenta la fiesta como le va y si España tiene un innegable problema de gasto farmacéutico, tampoco veo yo que nadie en Europa hable del sobrecoste que supone guardar la frontera africana. Sobrecoste que compartimos con Italia, Grecia o Malta y del que no oigo hablar en las noticias. Ah, que se nos pide ser europeos para unas cosas y no para otras.

Yo insisto en la idea de que Europa no es aséptica ni inocente. Puedo estar en gran medida de acuerdo con el programa expuesto, ya que mi crítica a los eurócratas no se basa en que sean tontos o malvados, sino en que son eurócratas.



Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo