sábado, 9 de marzo de 2013

Corea del Norte amenaza al mundo libre

El glorioso líder Kim Jong-un amenaza al mundo con la guerra atómica si no le envían inmediatamente 300 kilos de queso. Además, reducirá a los Estados Unidos a cenizas si no le prometen ser el primero en ver la próxima trilogía de Starwars.


Cuando haces una prueba nuclear y no avisas a nadie, la gente se lo toma a mal. Parece que nadie informó a los norcoreanos de este detalle. Si además sueles soltar bravuconadas, bombardear a tus vecinos y torturar en masa a tu pueblo; no esperes una tarjeta por San Valentín. Lo menos que habrá serán sanciones. Y gracias. Si de mi dependiera, ya habría un bonito McDonalds en Pyongyang.

Pero Kim no entiende estas cosas. Bueno, él sí. Él más o menos vivió en el mundo libre mucho tiempo. Es la camarilla, los que se enriquecen materialmente, quienes son los responsables de los actos criminales por los que deberían ser llevados a un tribunal. Esta banda —siempre son bandas, como los jets, o los ñetas—, amenaza con la guerra nuclear con mucha alegría. Amenaza a Seúl y amenaza a los Estados Unidos.

Este es más o menos el gobierno norcoreano. Pilláis la idea ¿no?
Alguien en el ministerio de defensa surcoreano se rascó la cabeza con extrañeza. En el departamento de defensa estadounidense, ni hicieron caso a esos pequeños commies. Es cierto que Corea del Norte sabe construir la bomba. Pero no es menos cierto que le cuesta horrores construirla. Además, hablamos de algo que es grande, aparatoso y pesado, ¿cómo se supone que van a atacar Seúl o Los Ángeles? Ah, con sus misiles.

Ciertamente los misiles norcoreanos están mejor hechos que sus bombas atómicas: es uno de sus principales productos de exportación. Para llegar a Seúl, vale cualquier misilillo de alcance medio. Modelos de hace cuarenta años son más que válidos (diseños Scud, tan famosos en Próximo Oriente). Para llegar a Los Ángeles la cosa se complica. Son muy contados los lanzamientos orbitales norcoreanos. Además, los satélites de la clase Kwangmyongsong pesan unos cien kilos, una cabeza nuclear pesa bastante más.

Aún en el caso de que pudieran lanzar con seguridad sus cohetes. ¿Cómo se supone que van a meter la bomba ahí? Yo, al igual que los ingenieros norcoreanos y sus asesores rusos o chinos, no lo sé. Además, hay otros factores que el gordito Kim ha de tener en cuenta.


La península de Corea está rodeada y vigilada por la mejor tecnología militar imaginable. No tanto por Corea del Norte, sino por ser una zona especialmente caliente del mundo. Ahí chocan China y Japón, Corea del Sur y Japón, Estados Unidos y China, Rusia y Japón, Rusia y China, Rusia y Estados Unidos. No está mal para empezar. Las patrullas de las fragatas con sistema Aegis (sistema antimisil) y la cantidad de elementos militares americanos en Corea del Sur y Japón, hace que nadie se mueva mucho. Pero incluso así, podría darse el caso de una acción unilateral norcoreana.

¿Y si atacan de verdad?

Si atacan de verdad, dudo que fuera con misiles. Sería con aviones, a baja altura, la gran mayoría destruidos en cuanto cruzaran el paralelo 38. Pero podría pasar que alguno lograra alcanzar Seúl. Si hubiera algún tipo de bomba sucia, un artefacto de dispersión radiológica o similar (más sencillos de fabricar que las bombas), eso contaría como un ataque nuclear. La doctrina de defensa dice que a un ataque nuclear se le responde con otro.

Esto no tiene que ser el inicio de un intercambio atómico. Nadie permitiría que hubiera mucha contaminación radiactiva. Pero sí sería posible el empleo de armas nucleares de campo de batalla. Armas tácticas lanzadas contra los lugares de producción de artefactos nucleares norcoreanos. Y seguidamente, una invasión por tierra dirigida por unidades surcoreanas.


El hecho de que Corea del Sur sea una moderna nación industrial que comercia con todo el mundo, mantendría el flujo de provisiones de guerra de forma constante. Corea del Norte tiene los mercados cerrados y es un país tecnológicamente retrasado. Ni China ni Rusia tratarían de romper el previsible embargo sobre Corea del Norte. Así que su baza sería su comunismo. Corea del Norte tiene una economía de guerra y puede movilizar a toda su población para contribuir al esfuerzo militar. El problema de esto es que aunque puedan construir muchos tanques, no tienen forma de llenarles el depósito. Mejor aún: no pueden alimentar a su propia población. Esto podría hacer que el Sur no avanzase mucho. Simplemente podrían esperar a que el régimen cayera ayudado de ataques aéreos. Pienso que la opinión pública surcoreana no permitiría eso. Así que el escenario de la guerra más plausible sería bastante convencional: ataques aéreos, bombardeo de propaganda y acción ofensiva muy rápida rodeando Pyongyang y alcanzando la frontera del río Yalu cuanto antes. No costaría mucho convencer a los chinos de colaborar cerrando su frontera.

Guerra innecesaria

Especular sobre el enfrentamiento en la península de Corea (¿lo podríamos llamar guerra civil?), es un ejercicio de entretenimiento. A pesar del efecto Peltzman, nadie quiere la guerra. Sólo amenaza Corea del Norte un poquito debido a la compensación del riesgo. Comparado con lo que hacían en los años 60 —hicieron muchos "bahía de Cochinos" en el sur—, están bastante calmados. El país en guerra permanente sólo podrá alcanzar la paz si es reconocido como un miembro temible del club nuclear. Pero no podrá ir a mayores porque dejaría de existir.

Más:


4 comentarios:

Elentir 09 marzo, 2013  

No estoy yo tan seguro de que los chinos se queden de brazos cruzados en caso de que Corea del Norte sea invadida. A fin de cuentas, han estado sosteniendo al padre de este tirano y ahora le sostendrán también a él, igual que han sostenido al régimen militar de Birmania. Pura geopolítica. A China le da igual que el tirano norcoreano sea un canalla, porque es un canalla afín.

Pablo 09 marzo, 2013  

En Birmania ya empieza a haber reformas y China no va a perder su influencia en Corea aunque haya un cambio de gobierno. Es más, yo creo que aunque solo sea por pura propaganda, a China le puede convenir un cambio en Corea del Norte.

Elentir 09 marzo, 2013  

Tal vez. También es cierto que ese país le debe suponer gastos sin fin y sin ningún beneficio económico. Pero mantengo mis dudas.

Teseo 10 marzo, 2013  

El que primero dispara, gana ¿no?

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo