viernes, 29 de marzo de 2013

Campo de batalla la Tierra (2000)

Una de las peores películas que existen, pero no la peor (recordad que existen películas de los Power Rangers y de Tristán Ulloa). Téngase en cuenta que se contaba con un presupuesto muy ajustado, con unos actores muy irregulares y con la pretensión de hacer un blockbuster. Rebajar el nivel de expectativas y unos pocos cambios básicos, harían que esta película continuara siendo mala, pero no tanto.

uuuh, carátula seria!

Cambios muy básicos que habrían mejorado la película:
  • No filmar escenas con la cámara torcida.
  • Que no aparezca Travolta.
  • Sustituir el McGuffin de los alienígenas por algo que no sea oro.
  • Quitar la máquina de aprendizaje rápido.
  • Hacer que el protagonista no se lo tome todo tan a pecho.
  • No decir que la radiación del planeta Psychlo es inflamable.
  • Cambiar el final: no puede ser que los buenos ganen tan fácil.
  • Cambiar la música.
  • Quitar las escenas en cámara lenta.
  • Quitar a la novia del protagonista que no vale para nada.
  • Cambiar el vestuario.
  • Hacer que cosas que llevan 1.000 años apagadas no funcionen.

Puede que vaya demasiado rápido, veamos de qué va este truño.

De qué va

Mil años en el futuro o dos, dependiendo de en qué te fijes, unos alienígenas llamados Psychlo conquistan la Tierra en 9 minutos. Establecen en un sitio un campamento y otorgan una licencia a una Corporación Malvada para que extraiga oro de nuestro planeta. Los Psychlo dominan la técnica del teletransporte con lo que tienen energía ilimitada, pero aún así, les sale más barato conquistar un planeta y minar oro, que fabricarlo mediante procesos industriales a partir de asteroides.

Nótese que pese a poseer la técnica del teletransporte, andan flojos de pasta. Su civilización conquista miles de mundos con notable éxito, pero cada mes están mirando las cuentas para aumentar sus beneficios. Sorprende que sus obreros no monten sindicatos ante las continuas bajadas de salarios.

Esa es la mano de Travolta de verdad, no es atrezzo.
Los psychlo son más altos que los humanos, llevan rastas y piercings, se depilan las cejas y les mola el cuero. Es decir, la raza alienígena que Almodóvar pondría en una película si algún día hiciera una de ciencia ficción. No soportan nuestra atmósfera así que tienen que construir cubiertas de cristal para poder respirar sin ayuda de una mascarilla. Temperatura, gravedad, humedad y presión son estupendas para todos. Los humanos a su vez no pueden respirar el ambiente psychlo, con lo que cuando están con ellos se tienen que poner también una mascarilla.

Travolta es el jefe de seguridad de la colonia minera de la Tierra. Está deseando largarse del planeta porque es un destino de tercera. La Corporación Malvada sin embargo, le alarga el contrato porque en su día hizo algo sucio y alienígena con «la hija de un senador». Los psychlo tienen senado. Me pregunto si aceptarán propuestas de ley como por ejemplo prohibir películas mierder.

Un bendito día, andaba Travolta mareando por la base y se encuentra a su ayudante, Forest Whitaker, con lentillas amarillas y rastas. Resulta que Forest encontró una nueva veta de oro en una zona radiactiva nociva para los psychlo pero no para los humanos. Es curioso, conquistan planetas y no saben lo que es el control remoto. Travolta desarrolla un audaz plan: usar humanos para sacar oro y no decirle nada a la Corporación Malvada.

Oh, Señor, ¿por qué me elegiste a mi para ser una actor tan malo?
Por su parte, un tío muy pesado que vive en una caverna con otros tipos, decide salir a ver mundo. Por las ruinas de una ciudad se encuentra a otros humanos que para vivir en el paleolítico gozan de una salud excelente y un cuidado dental de primera. La vida en la naturaleza es dura, pero sin embargo todos se comunican en un perfecto inglés y tienen un comportamiento extrañamente civilizado. El protagonista y sus nuevos colegas se están haciendo muy amigos cuando llegan los psychlo en una nave-jaula y los cazan sólo por joder.

Los llevan a su base y el protagonista (no sé su nombre, lo llamaré Pepe) le roba el arma a un psychlo y lo mata. En estas llega Travolta, que estaba cagando, y en lugar de apiolar a Pepe, deja que Pepe mate a otro subalterno para demostrar lo loco que está y lo mucho que se merece que la
Corporación Malvada lo tenga en un puesto de tercera.

Total, que para ganar oro (¡oro! ¡me desorino!) Travolta coge a Pepe, que dio muestras de ser rebelde y lo suelta con sus amigos para seguirlo con una cámara y descubrir qué comen los humanos para así convencerles de que extraigan oro en la zona radiactiva. Después de esta escena que no vale para nada, los vuelven a recoger y llevan a Pepe, que parece el líder y el más peligroso del grupo de humanos, a una máquina de aprendizaje rápido. Por alguna razón que nadie entiende, Travolta cree que es buena idea enseñar su idioma, su tecnología y el uso de armas al humano peligroso que ya se ha cargado a dos psychlos.

La máquina de aprender muy rápido.
No contento con eso, coge y lleva a Pepe de picnic hasta las ruinas de la biblioteca de Denver (la única biblioteca que tiene Denver). Como los libros se conservan en un sorprendente buen estado, Pepe se lee la Declaración de Independencia y se inspira de valor y ansias de librarse de la opresión.

—¿Qué, ya acabaste de leer las mejores obras de tu civilización que hablan de libertad?
—Sí.
—Vale, pues nos volvemos a la base, escoria.

Enseñar a Pepe tu tecnología. Check. Enseñar a Pepe a manejar tus armas. Check. Enseñar a Pepe a pilotar tus aviones. Check. Darle de comer a Pepe una rata. Check. Llevarlo a una biblioteca para que lea la Declaración de Independencia. Check. ¿Qué más falta para acabar de convencer a Pepe de lo idiota que eres? Ah, sí, ponerle en el cuello a su novia una bomba.

Así, un grupo de humanos comandados por Pepe van al sitio del oro. Alucinantemente, Travolta les deja una nave. Claro, ellos la usan para viajar a una antigua base militar, recoger armas y entrenarse para pilotar aviones en un simulador de combate (sí, de algún modo hay luz eléctrica). Cuando Travolta viene a por el oro, le dan oro de Fort Knox, que es más fácil de recoger y que los psychlos no saben que existe porque tampoco han buscado mucho con sus detectores orbitales de oro. A estas alturas del rodaje creo que ya se habían suicidado dos cámaras y un iluminador.

Un inciso: los psychlo llaman a los humanos «animales humanos», pero a los perros, perros, no «animales perros». No me preguntéis por qué.

Total, que los seis humanos/cavernícolas que hay, se entrenan en técnicas de combate avanzadas y en pilotaje de aviones. Además, Pepe urde una estratagema muy rica: llevar una bomba atómica a la base psychlo, meterla en el teletransportador y enviarla al planeta de los psychlos para matarlos a todos. Así, consulta en la guía Michelín dónde hay bombas atómicas. Van a por una, la cogen y la traen. Fácil.

Del final no me acuerdo mucho. Creo que van a la base de los malos, la atacan con aviones y mientras tanto uno de los cavernícolas se mete en el teletransportador con la bomba. Supongo que hay algún duelo en la cumbre entre Pepe y Travolta. Con Travolta chillando como una loca (el doblaje castellano y la voz original de Travolta no se parecen en nada. Travolta tiene la voz de Valerón con helio). Total, que el planeta malo explota y a Travolta lo encierran en Fort Knox, rodeado de oro, en una especie de alegoría rara que no le importa a nadie.

Sobre el conflicto interespecies

Los psychlo son muy malos, pero cuando raptan personas, les quitan las pieles que llevan, los duchan y les dan monos y zapatos de su talla. Los humanos les agradecen el trato con un bonito genocidio.

Lo bueno
  • La película está basada en un libro. Concretamente en la primera parte de un libro. Faltan muchas cosas que contar de la historia y no parece que vaya a haber una segunda parte.
  • Han sacado mucho partido a un presupuesto muy limitado.
  • Escenarios de ciudades comidas por la vegetación.
  • Abuso de la cortinilla para separar escenas. Si lo hace George Lucas, los demás también pueden.
  • Una de las instalaciones alienígenas es un bar.
  • Los humanos viven en aldeas en zonas radiactivas y no se han muerto, lo que a la luz de la vida que se abre paso en Chernóbil, me parece correcto.
Lo malo
  • La humanidad pierde el control del planeta en nueve minutos, pero un grupo de miserables lo retoma en dos.
  • ¿Os acordáis de la serie sesentera de Batman? Aparecían los malos con la cámara torcida y era gracioso. En esta película no es gracioso.
  • Travolta contrata a una secretaria psychlo que tiene una lengua muy larga. No sé a qué vino esa escena (pista: esa actriz es la mujer-coartada de Travolta).
  • Travolta, como malo, cumple punto por punto todo lo que no hay que hacer.
  • La Corporación Malvada tiene intereses en muchos planetas, pero sorprendentemente contrata a inútiles del copón como Travolta.
  • Tiempo incoherente: se supone que han pasado mil años y los libros de la biblioteca se conservan bien, los aviones funcionan y la gente sigue hablando un perfecto inglés.
  • Si tiene algún mensaje cienciólogo, no lo he pillado.
  • Pepe aprende muy rápido, pero luego no deja usar la máquina a otros hombres.
  • La cámara lenta. Nunca, nunca, nunca pongas nada a cámara lenta. La cámara lenta es enemiga de todo lo bueno y bello.
Travolta, en plena forma:



2 comentarios:

Teseo 01 abril, 2013  

Te olvidas de una escena clave de la película: cuando Travolta discute con su amigo si los animales-humanos pueden volar y hacen la prueba.

Creo que al final de la película el protagomista llega a una especie de acuerdo con uno de los marcianos.

Ni los dinosaurios ni los cavernícolas tenían problemas de caries.

Pablo 01 abril, 2013  

De lo de volar no me acuerdo. Da igual.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo