lunes, 26 de mayo de 2014

Con la picha democrática hecha un lío

Quienes llevamos dos años haciendo campaña contra el turnismo estamos de enhorabuena. No vale ahora lamentar que esta fractura del bipartidismo haya robustecido a la izquierda antioccidental, cuando estaba cantado que el voto a la alternancia iba a robustecer este espectro político porque son los únicos que comunican un mensaje contra el establishment. Los resultados de estas elecciones europeas se merecen análisis en distintas perspectivas.

Abstención en las elecciones europeas.
En clave europea vuelven a ganar los de siempre, pero con un gran ascenso del llamado euroescepticismo. Los elementos anómalos ya no vienen del este de Europa (países donde sencillamente la gente se quedó en casa, con Eslovaquia y su 13% de participación a la cabeza). Ahora los elementos anómalos vienen de los países sistémicos como Francia y Reino Unido (con Dinamarca y Grecia en menor medida). En particular es el resultado del Frente Nacional en Francia lo que más se parece a un avisito. En clave nacional francesa hoy al gobierno lo sostiene un 14% de apoyo popular y esto hará que mucha gente se ponga nerviosa.

Los partidos


Es evidente que la lectura en clave nacional española es la que más nos interesa. Lo primero a tener en cuenta, como dije antes, es que se ha roto la dinámica bipartidista y que incluso con este bofetón en los morros no se han enterado: tras conocerse los resultados, Cospedal apareció para decir que habían ganado (perdieron nueve eurodiputados) igual que Pirro apareció en su día para decir que había ganado la batalla de Asculum («otra victoria como esta y estamos perdidos»). Pero la guinda la puso la señora esa que presentó el PSOE (¿alguien recuerda cómo se llamaba?), quien dijo que había una "desafección entre la ciudadanía y las instituciones". Ya. Fijo que es eso. En primer lugar la desafección no es con las instituciones (a no ser que el subconsciente le traicionara y considere a los partidos turnistas instituciones del estado) sino con vosotros. Es más, no hubo una gran abstención para poner de excusa. Se votó más que en 2009 cuando sacasteis el 80% de los votos y acabáis de sacar un 49% de los votos.


Eso que hicieron Cañete y esta señora en la televisión y que llamaron debate fue como un gran programa para pedir que nadie les votara. No se puede insultar así a tanta gente, no se puede dar tal torta a la inteligencia del personal. Después con el jijí y jajá del "Cañete es machista" lo acabaron de arreglar. ¿En serio pensáis que la gente va a decidir su voto en función del número de vaginas del candidato? Salid de vuestra burbuja de una vez. ¿A quién le importan vuestras cuitas internas cuando tenemos a los colegios dando desayunos a los críos por necesidad? ¿En serio el PP pensaba que haciendo una campaña entre malacatones iba a animar al voto? Nadie trabaja en el campo (no, en Galicia tampoco: escuché muchas barbaridades sobre el peso del "voto rural" en la campaña y ponían de ejemplo a Galicia, en cuya estructura económica priman los servicios, la industria química, metalúrgica y la fabricación de automóviles).

¿Qué podía salir mal?
Ciertamente aun con todo es relevante que el PP haya ganado estando en el gobierno. Y parece que no hay vida inteligente a la derecha del PP. En otras circunstancias, los 250.000 votos de Vox podían ser relevantes y si consiguen no disolverse y hasta las próximas elecciones no mueren muchas viudas del barrio de Salamanca, puede que se coman algo. En el ámbito de la derecha merece la pena destacar el ascenso de Ciudadanos con medio millón de votos en todo el país: si aumentan su apoyo en Cataluña (y todo apunta a que en unas autonómicas lo aumentarían) parece que ese partido se consolida. Como consolidado y establecido se queda UPyD con su millón de votantes. Tengo la duda de si UPyD ha tocado techo. No la tengo sobre el porqué de su nuevo fracaso en las comunidades bilingües: es fácil ser partido contra el nacionalismo en Madrid, Andalucía y la Meseta.


En lo que conocemos como izquierda echada al monte o la izquierda divagante de los unicornios, hay que hablar de un éxito rotundo. No sé si hay vida inteligente a la izquierda del PSOE, lo que sé es que es gratis prometer y explicar cuando no se tienen responsabilidades de gobierno. Y esto lo aprovecharon los chavistas y Willy Meyer, que es un señor que lleva cuatro mil quinientos años en política y ahora se ha dejado barbita de malo de Star Trek.

Casi tres millones de votos para la gente que defiende una idea muy guay: no pagar la deuda y a continuación aumentar el gasto público. Paradoja conceptual que resuelven diciendo que se recaudaría más combatiendo el fraude y haciendo que los ricos paguen más impuestos. No son idiotas y saben que están propugnando algo que defiende todo el mundo —el fraude es delito y todos queremos combatirlo— y al mismo tiempo hacen que sea complicado explicar por qué defienden un unicornio mágico: en España la economía sumergida se calcula en un 23% pero es que en Suecia está en torno al 20%. Y en España el capital ya tributa más que en Suecia (no así las rentas del trabajo). Así que mienten cuando dicen que combatiendo el fraude y subiendo impuestos "a los ricos" van a conseguir pagar su pretendido aumento del gasto público. En realidad, España solamente tiene margen para subir impuestos a las rentas del trabajo, es decir, a la clase media asalariada. Pero esto no lo dicen: es muy jugoso señalar a "los ricos" y recordemos que a la extrema izquierda la vota la clase media y media-alta.

En particular, esos tres millones de votos que ha ganado el comunismo infinito se dividen en dos marcas comerciales. El votante es el mismo, pero las marcas no. Por un lado Izquierda Unida que para sobrevivir se ha juntado con un mini-Frente Popular (en Galicia por ejemplo no se comerían nada sin usar la imagen de Beiras. En Cataluña les pasa algo parecido). Es más, la necesidad de este mini-Frente Popular es indicativa de cierta alarma en IU: tienen pies de barro y no sé qué recorrido más allá del 10% pueden tener sobre todo teniendo en cuenta que les ha salido competencia.

Y la competencia a Izquierda Unida es Podemos, nuestro particular Front National. Un partido creado hace dos días con el apoyo de Mediaset y Atresmedia. Un partido en el que iba a ir de número dos Jorge Verstrynge hasta que alguien encontró en SU canal de youtube una tertulia en la que decía que los moros venían a robar puestos de trabajo a los españoles. Ups, el polvo de la dehesa.

España, hazte así, que tienes un poco de chavismo en el hombro

Toma dos tazas.
Reconozco malvadamente un poco de auto-satisfacción intelectual cuando los analistos decían en la tele que estos chavales no se iban a comer nada y tanto en este blog como en otros, venimos avisando de lo que se mueve a nivel de calle: Podemos gana la batalla estética frente a la ranciedad y esto no lo han tenido en cuenta. El 15M y las mareas iban a desembocar en una suerte de organización política que era imposible que la absorbiera IU. Y quiero destacar algo que siempre clamo en el desierto: Podemos viene a hacerle la competencia a PSOE e IU. Podemos no le hace competencia al PP ni es solamente un mero voto extremista, pero tanto se han empeñado estos partidos en atacar al PP que al descuidar su flanco izquierdo les han crecido los enanos. Pero bueno, podemos seguir hasta el infinito haciendo como que la pugna es entre izquierda y derecha: recordemos que el suelo de votos para cualquier partido está en 0 votos.

Nuestra Sicilia

Eljueves.
Lo de Andalucía se merece una reflexión aparte. De los tres millones y medio de votos del PSOE (mínimo histórico) un millón son votos andaluces. La comunidad más deprimida por cuarenta años de régimen fosilizado, la comunidad con más paro, pobreza y desnutrición, la comunidad con más dinero robado por la corrupción, premia a los principales responsables de que sean una excepción en el mundo occidental y se parezcan más a una aristocracia haitiana. ¿Este resultado lo explica sólo el carretaxe y el voto cautivo o lo explica también la falta de oposición? Sin duda el resultado en Andalucía es malo para los partidarios de la libertad y para quienes creemos que el crimen no debe compensar. Pero también hay que ver esto como una oportunidad: hay un voto urbano, civilizado y occidental en Andalucía que pide a gritos que alguien lo movilice.

Nuestra otra Sicilia

En la Cleptocracia se ha producido el esperado sorpasso. ERC obtiene un resultado con el que jamás habría soñado y lo hace con un índice de participación cercano a la media española (tradicionalmente el voto en Cataluña para las elecciones europeas suele ser más bajo que la media). Se trata de otra victoria para el Front National, pero de carácter más limitado. Los separatistas de la pureza racial se quedan en el 45%, un apoyo muy inferior al preconizado por la turba premoderna.

Pureza de sangre y normalitat democràtica.
El Partido Popular de Cataluña sigue su carrera hacia el olvido (9,8%). UPyD simplemente tiene a C's delante. Vox que llevaba un candidato catalán con una gran tasa de conocimiento no existe en Cataluña. Y todo esto me hace pensar que tal vez el discurso constitucional deba variar un poquillo.

Galifornia

En la comunidad con las mejores playas de España, conocida por sus campeonatos de surf, por exportar automóviles y por aportar una catedral católica a las monedas europeas; han ganado los de siempre desde tiempos de Fernando VII. Pero la descomposición de las izquierdas en banderías de partido hacen que los escenarios autonómicos sean simplemente impracticables.

Con el 35% de los votos, el partido-régimen (PPdeG) se queda a las puertas de la mayoría absoluta y tiene delante un tetrapartito chanante. Me temo que los peperos galaicos van a estar todo el día con la monserga de "nosotros o el caos". Nuevamente no comprenderán que su enemigo no es el Frente Popular sino el prosaico hecho biológico. El PPdeG se empeña en correr una carrera suicida contra la demografía. La oposición solamente tiene que sentarse a esperar a que vayan muriendo los ancianos y se vayan vaciando las aldeas.

Praza.com
Por otra parte, los independentistas (recordemos que tanto IU como Podemos defienden el llamado "derecho a decidir") ya suman más que el PSOE (que ha perdido la mitad de apoyos). Con un lastimero 20% el PSOE tendrá en sus manos decidir si apoya al PP o se pone al frente de cierto Kobayashi Maru. Es que ni con la reducción de escaños en el Parlamento salen las cuentas. Y ojo, porque el PSOE no ha encontrado su suelo (que está en 0 votos).

País Vasco

A la lista de Bildu fueron en fila india a votar sus 180.000 votantes. Cloc, cloc. Al paso de la oca. Al PNV le votaron también exactamente sus 208.000 votantes, también al paso de la oca. Cloc, cloc. En el País Vasco sin duda se trata de una victoria para la pureza racial y el Antiguo Régimen. Lo que ha habido en esta región es un descalabro absoluto de PSOE y PP. Los socialistas pierden la mitad de sus votos (con una participación similar a las últimas elecciones), y el PP se queda en el 10%. Genial. Un aplauso. Con el ascenso de Podemos e Izquierda Unida, al País Vasco sólo lo mantienen unido al resto de España Fagor Eroski y los mimitos fiscales. So long and thanks for all the fish.

Conclusión

El desguace del bipartidismo provoca dolor. Pero el ascenso de los enemigos de occidente, de las vacunas y de comer carne no deja de estar sostenido por chicles y alambres. Si pensabais que UPyD es personalista, ahí tenemos a Podemos, que se basa únicamente en la popularidad televisiva de su cabeza de lista. En cuanto tengan que organizarse para enfrentar las municipales otro gallo cantará. De momento lo interesante será ver si el PP es capaz de aprender la lección (recordatorio: no hacer nada, justificar la corrupción y mentir constantemente pasa factura). También será interesante ver volar cuchillos en la sede del PSOE. Ya se está moviendo Carmen de España:
Si el relevo en el PSOE lo hacen estos zapateros chiflados, al PSOE puede pasarle lo que al PASOK. Habrá que ver si el populismo de los altermundistas arrastra en su discurso a la izquierda, en cuyo caso la gente no aceptará la mala copia y elegirá a los chiflados originales.

Ahí tenéis el discurso de Pablemos.
En fin, acaba de comenzar la campaña para las municipales y generales y hay mucho tertuliano todavía por descubrir. Felicitémonos por el fin del bipartidismo y por tener una izquierda divagante que todavía no sabe cómo funciona la ley electoral.

Nuestro Front National:



5 comentarios:

spartan 26 mayo, 2014  

Yo creo que se está hablando poco de IU, que tenía que ser hoy la reina del baile (11 escannos y el PSOE con 14, sorpasso en cerocoma), pero le han hecho un "Ramos" en el último momento, como al Atleti. Podemos tiene menos de medio anno de vida (4 meses acabo de leer por ahí) y le ha quitado 5 escannos que eran suyos. Bueno, eran tambien del PSOE pero Cayo Lara bien podría reclamarlos.

Ya veremos como reacciona PPSOE imagino que dándose amor. Esperemos que al mismo tiempo cambien mucho. Y comparto contigo lo flipante y preocupante que resulta que 3 millones de paisanos voten totalitarismo.

---

PD. En Alemania, NPD 1 escanno, Die Partei, con su lema "Sí a Europa, No a Europa" 1 escanno!!! (vuelve el muro, yuhuuu!), Alternativa por Alemania 7 esc. (y van a pactar con el UKIP)...

Y si nos pensamos que Espanna está dividida, los alemanes eliminaron la barrera de entrada y algunos partidos se han llevado escanno (Die Partei, p.e.) con un 0,6%. De hecho han entrado unos 6 o 7 partidos que no habrían entrado con la ley anterior.

spartan 26 mayo, 2014  

En el último párrafo me refiero a la barrera porcentual para obtener escanno, no sé si se entendía bien.

Teseo 26 mayo, 2014  

Ruizmateos (na, un capitalisto) consiguió en unas elecciones europeas en 1989 ser la 4ª-5ª fuerza política del país, empatando con CIU con 2 escaños (creo). En esas elecciones, quedaron terceros los de CDS con cinco escaños. 25 años de paz y ciencia después, esos partidos ya no existen... Solo digo.

Pablo Otero 27 mayo, 2014  

Me alegro mucho por Die Partei, ¡hay que llevar la democracia al Gran Ducado de Liechtenstein! :D

Castigador de los Demabobos 28 mayo, 2014  

El problema en la interpretación de estas elecciones es la baja participación de muchos que no se abstendrían en las generales, pero que en estas elecciones prefieren ir a la playa si hace buen tiempo o quedarse en su casa un domingo.

Si la derecha de este país fuera inteligente, aprovecharía este auge para alertar de forma didáctica acerca de los peligros de esta clase de populismos y no me extrañaría que el PP pudiera subir bastante en las siguientes elecciones generales si gestionasen ese miedo bien, pero viendo la pachorra de Rajoy, me parece muy difícil.

En otro orden de cosas, hay una interpretación muy repetitiva que consiste en afirmar que este país podría convertirse en una Venezuela si seguimos por este camino, lo cual me parece muy difícil, teniendo en cuenta que Venezuela partía de ser un país mucho más desequilibrado que España, donde mal que bien, tenemos una amplia clase media y me parece que pasaría algo más parecido con Hollande y su perdida total de prestigio en 2 años en favor de opciones mucho más a la derecha que el establecimiento de un caciquismo para el cual no hay dinero.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo