viernes, 7 de septiembre de 2012

Ni Eurovegas ni Barcelona World: dejen de chanchullar

La contumacia de la clase gobernante catalana para seguir riéndose de todo el mundo es como para alquilar balcones. Que durante todos estos meses, de continuas felaciones madrileñas y catalanas para atraer un enorme pelotazo bajo la sofisticada y novedosa fórmula de "parque de atracciones... ¡con casinos! ¡y furcias!" (léase con la voz de Bender), la Generalitat estuviera llevando en secreto un «plan B», se lo pueden contar a su abuela. Que durante todos estos meses la Generalitat se haya gastado en mariscadas, vuelos, hoteles y gigolós lo que no está escrito («gastos de representación») para convencer a tres yankis de iniciar en su tierra el proyecto de Eurovegas, sabiendo que el tal proyecto tenía «aristas», es una brava definición de hasta qué punto el gobierno catalán sabe que tiene completa impunidad para cagar encima de los ciudadanos de Cataluña sin miedo a que nadie proteste (salvo los cuatro hippies tarados de siempre). Ahora ante la Diada se pondrán detrás de banderolas, cual hooligans, y aquí no ha pasado nada.


El proyecto, que lleva el nombre «Barcelona World», no se instalará en la capital condal como su nombre sugiere, sino en Tarragona, al lado de donde hoy se ubica ese viejo monumento al pelotazo llamado «Port Aventura». Contará con tropochocientas habitaciones, chorricientos urinarios, quinientololes ascensores, etc, etc. Muy rápida anda la servidumbre dando números que los paletos reciben con los brazos abiertos (inclúyase en esta categoría a los alcaldes semianalfabetos de los descampados de alrededor, juntaletras de la prensa del régimen, etc).

Apuntan a que el fantasma que anda detrás del asunto es Enrique Bañuelos, famoso inversor inmobiliario que diversifica su negocio -compró parte de una proveedora del ministerio de Defensa hace poco-. La Generalitat insiste mucho en que ésta es una inversión privada. Curiosa inversión privada la que cuenta con cesión de terrenos de La Caixa, presentación con altos cargos del gobierno catalán, etc. Me gustaría saber por qué a algunas inversiones privadas les ponen alfombras y a otras sólo se les acercan para cobrar. ¿Cuál es la diferencia entre unos y otros? Ah, misterios del compadreo público-privado.

Eurovegas sigue adelante

A unos seiscientos kilómetros, hay otro descampado donde se levantarán una docena de hoteles con ricocientas habitaciones, morrocotocientos dispensadores de condones, etc. Digo yo: si lo de Tarragona pretende atraer 10 millones de visitantes al año, y Eurovegas 5 millones, ¿exageran para vender sus truños o realmente pretenden hacernos creer que la tercera parte de los turistas totales de España se van a meter en un casino a jugar o van a preferir una piscina cutre a una playa cutre? Tal vez pretenden hacernos creer que unos edificios en un descampado van a incrementar en un 30% o 40% el turismo en España. Sí, creo que es eso. Creen o saben que somos completamente imbéciles. Como con tantas otras cosas, seguirán adelante con estos mojones (ahí están los resultados de la Expo 92, la Expo Zaragoza, la Ciudad de las Ciencias y las Artes, la Ciudad de la Cultura, el Forum de Barcelona, docenas de aeropuertos vacíos, etc), en un nuevo salto al vacío que abarca desde el conflicto de intereses hasta la especulación urbanística pasando por la expulsión del mercado de gente que no compadrea (tanto) con las autoridades políticas.

No nos engañemos: estas dos trapalladas no responden a un estudio de mercado que sustenta un plan de negocio presentado a inversores privados que asumen en exclusividad los riesgos de la operación. Que el cerdito público meta su hocico, hace de estos proyectos algo sobre lo que todos podemos quejarnos (o apoyar). Mi opinión ya la saben.

Más:



6 comentarios:

Kiko 07 septiembre, 2012  

Que construyan lo que quieran, ¿quién eres tú para impedírselo?

Castigador de los Demabobos 08 septiembre, 2012  

Kiko, ¿sabes que en el hundimiento de las cajas tuvieron un papel muy importante los proyectos faraónicos de los políticos?. Todo proyecto de esta índole donde el poder político tenga algún tipo de manejo, probablemente este abocado al fracaso.




Teseo 08 septiembre, 2012  

Entonces, Tarragona Word.

Oye, hay una ciudad en Nevada donde salió bien lo de Eurovegas...

Pablo 08 septiembre, 2012  

Aparte de lo que dice Castigador de los Demabobos, se está hablando de variar la ley para beneficiar el proyecto. Es decir, los políticos están muy metidos desde distintos ángulos, por eso es legítimo que se pueda hacer campaña en contra (o a favor).

etrusk 10 septiembre, 2012  

http://etrusk.blogspot.com.es/2009/01/sobre-los-catalnes-y-la-barretina.html

Unknown 14 septiembre, 2012  

Si la Caixa se mete es que pueden sacar dinero. Con Port Aventura
ya lo hicieron y lo hicieron bien. Que asi colocan unos terrenos que nos
sabian que hacer con ellos...tambien.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo