lunes, 16 de julio de 2012

Centurion (2010)

Tened en cuenta que revisité la película hace algunos días, así que no me acuerdo muy bien de los detalles. Además, es una película muy poco memorable, cuyas lamentabilísimas catorce líneas de diálogo consiguen que no se te quede ningún poso.

Ah, también está lo de que me tuve que arrancar los ojos de lo mala que es.

Hay películas malas y películas malas. Unas son sinceras: bodrios que no hay quien los aguante, donde se ven las sombras de los micros y suceden cosas que no tienen sentido. Vale, no pasa nada. Otras películas son igualmente malas pero van de chulitas. Quieren ser películas que se las dan de grandes obras del género y el efecto es de doble metedura de pata.

Si una película cuenta con poco presupuesto, se debe esforzar en que no parezca que no tiene poco presupuesto. Es decir, si en la historia hay varios fuertes romanos, no puedes rodar en el mismo decorado esas escenas. Lo de los fuertes romanos con ángulos de noventa grados ya no lo voy a exigir porque requiere que alguien se haya leído algún libro o haya visitado restos arqueológicos. Para nota eh: debe costar mucho prestar atención a esos detalles.

Allá en el pueblo, todos decían que valía mucho. Luego se hizo actor de pacotilla.
Si tienes poco presupuesto, no rellenes con tomas aéreas de paisajes. Ahórrate eso y pon más escenas de diálogos en el interior. Suele ser más barato, aunque entiendo que para ello necesites actores y no bestias pardas como en esta gran película. ¿He dicho gran película? Lo siento: es una soberana basura. Centurion es una película tan mala que, en comparación, observar durante dos horas una bosta de diplodocus puede resultar hasta entretenido.

Si tienes poco presupuesto no intentes dar una imagen global del Imperio Romano con gente de distintos sitios que acaba en Britania. Eso no es necesario, la película funcionaría -je- igual si todos fueran de York. Ah y antes de que se me olvide: o nombres en inglés o nombres en latín, pero no mezcles.

Hechas estas prevenciones, abramos el melón. (A continuación se desvelan detalles de la trama, pero eso te da igual).

De qué va

Siglo segundo de nuestra era, hay un tipo que no tiene novia y que sirve en una legión romana en el norte de Britania. Por esa zona hay mucho picto levantisco y enfadado porque al director de cine jamás le hablaron de los caledonios. Es un lugar donde hace mucho frío extraño: los romanos van abrigados y los pictos varones sin camiseta. Ellas van convenientemente tapadas siguiendo la moral de un cristianismo que todavía no conocían. Bien.

«¿Hipstamatic, dices? No conozco, no sabría».
Resulta que los pictos se pasan con la celebración de la Eurocopa y arrasan un fuerte romano (sorprendentemente con esquinas en ángulo recto). El tipo que no tiene novia es el único al que perdonan la vida porque les insulta en su lengua y los pictos deciden que les puede "ser útil". Lo llevan a su campamento y esa misma noche el tío se escapa. Todo esto nos sobra muchísimo.

En la capital provincial, el gobernador habla con el general de la legión y le manda hacer una expedición punitiva en el norte. El general es un viejo zorro que duda de la efectividad de la misión. El gobernador lo convence poniendo a una picta bajo su mando para que les guíe por territorio hostíl picto.

Árbitro, tiempo muerto. Vamos a ver. La picta es una tía sospechosamente lozana y maquillada que no tiene lengua porque los romanos se la cortaron de pequeña para que no hablara mal del Imperio Romano, tras violarla a ella y violar a su madre antes de matarla y de matar a su padre y de quemar a su aldea, tras lo que pasa su infancia con otra tribu picta aprendiendo a matar y a odiar a Roma y el gobernador LA TIENE AMANCEBADA Y SE LA PRESTA AL GENERAL ROMANO PARA QUE LOS GUÍE. Perdón por las mayúsculas, pero es que me enfadé muchísimo. Enseguida se me pasa.

El general romano se sienta en una silla plegable romana y dice:

-Destrozamos la vida de esta chiquilla que sólo sabe odiar a los romanos y me la colocas de guía para internarnos en territorio hostil. Muy de acuerdo con el plan.

El romano que no tiene novia aparece entonces con los legionarios. «Uf, de buena me he librado, menos mal que me fue sorprendentemente sencillo escapar», etcétera. Todos juntos marchan al indómito norte. Van desfilando por carreteras de la Diputación de Escocia, limpitos y disfrazados de romanos de Astérix y Obélix. La típica legión romana de 30 soldados. Entonces la guía, que para ese momento ya ha dejado claras sus intenciones de celibato máximo, de pronto desaparece. En una escena rematadamente mal resuelta, los romanos limpitos caen en una emboscada propia de un niño de cuatro años.

-Nos atacan con bolas de heno ardiendo.
-¿Como en Espartaco?
-Mucho más cutre.
-Entonces usemos los escudos para que reboten.
-Caius Golfus, no creo que vaya a funcionar. ¿Caius Golfus?

Por alguna razón que desconozco se llevan al general y tan solo sobreviven siete tipos con perfiles fuertemente estereotipados. El chico sin novia los lidera rápidamente y decide que es buena idea rescatar al general. Es decir, se acaban de cargar a una legión entera y creen que ellos pueden ganar a todos los pictos juntos. Excelente idea, Einstein.

«Oh, un picto quiere manchar mi armadura limpita y mis pantalones planchados».
Los romanos van corriendo hasta el campamento picto, se cargan a los guardias, pero no logran liberar al general. Uno de ellos sí tiene tiempo para matar a un niño (que es el hijo del líder de la tribu). Los pictos se enfadan muchísimo. La picta mata al general en singular combate y deciden ir tras los romanos. A partir de aquí tenemos cincuenta y cuatro minutos de los romanos corriendo y los pictos detrás. Y muchos paisajes escoceses.

La Natalia Verbeke de Ucrania.
Pasan cosas que no nos importan y quedan tres vivos que acaban en la casa de
una chica que vive sola en el bosque. Y pasa algo muy extraño porque los legionarios, que llevan meses sin conocer hembra, no rompen su flor. De hecho, se llevan rápidamente bien. La chica fue expulsada de la tribu picta por brujería, cosa que llama la atención porque la brujería es la religión oficial de los pictos. El grupo perseguidor llega a la casa pero los romanos se esconden en el mismo sitio que los judíos en el prólogo de Malditos Bastardos. Los malos nunca miran ahí.

«Huyamos de este engendro fílmico».
Total, que después de «te estamos poniendo en peligro» y pícaras miraditas varias, se marchan hacia una guarnición romana que conoce la chica pero no ellos (que llevan veinte años sirviendo en esa zona). Allí los tres deciden hacer frente al grupo perseguidor. Como en todas las películas de la Britania romana, defienden el fuerte -de esquinas cuadradas- frente a los atacantes que gracias a Dios son poquitos porque así dura menos la película. El protagonista mata a la picta antagonista y sobrevive otro compañero. Deciden ir hacia el sur, ya sin perseguidores y se encuentran con otro tío del grupo original (el que había matado gratuitamente al niño picto).

En los tres días que estuvieron corriendo por ahí, los romanos empezaron a levantar el muro de Adriano, no los reconocen a distancia y un arquero se carga a uno. El protagonista se carga a su vez al que mató al crío y por fin pasa a reunirse con el gobernador (no sé por qué confundían a su compañero y no a él, bah). El gobernador es malísimo y ordena matarlo (pero primero le da de cenar). Entonces el tío escapa y se va a vivir con la chica del bosque. The end.

¿Veis cómo era una soberana porquería?

Lo bueno
  • Esta película te da la oportunidad de cerrar los ojos, taparte los oídos e imaginarte que no estás viéndola.
Lo malo
  • Es una película de romanos cuyo parecido con la realidad histórica es pura casualidad.
  • Todos los actores lo hacen fatal. Incluso los que parece que no lo hacen tan mal es porque no tienen líneas de diálogo.
  • Está rodada en un prado y dura dos horas insufribles.
  • El toque gore de las peleas no lo comprendo. ¿Por qué tienen que saltar sesos continuamente por los aires? Es decir, no es que me importe, pero para una película tan mierder, estás impidiendo que la calificación por edades trabaje a tu favor.
  • El segundo personaje con más minutos de primeros planos, no habla porque le cortaron la lengua.
  • Hay otra picta en el grupo perseguidor que tiene el pelo oxigenado y que parece una choni inglesa. También usa maquillaje de ojos.
  • "Te comportas como un auténtico legionario". "No, como un gladiador. Mi padre era gladiador". "Ah es cierto, vi el combate en que ganó su libertad". ¿Qué es toda esta mierda?
  • Cuando al general lo están torturando, grita: "¡Soy un soldado de Roma, jamás me rendiré!". Esa línea es como para coger un lanzallamas y acabar con todo.
  • ¿Hay música en la película? No me acuerdo, debió ser buena de narices.
  • Si sustituyes a la Olga Kurylenko por Natalia Verbeke, la película no empeoraría, con eso queda todo dicho.
  • La chica que vive sola en el bosque, lleva un vestido victoriano con cordones a la espalda. Se los ata cada mañana, supongo.
  •  

5 comentarios:

Teseo 16 julio, 2012  

Si, yo también creo que la peli mejoraría si la picta no fuese tan tapadita...

Teseo 16 julio, 2012  

Por cierto, has puesto una foto de un romano del siglo II con pantalones al que un picto quiere tirar del caballo... que apoya sus pies en ESTRIBOS. Y en el bosque de los sucios gañanes hay EUCALIPTOS. Esto quiere decir que el director y el guionista manejan una información histórica muy avanzada.

Pablo 17 julio, 2012  

A mi me parecen pinos.

Sobre los no-estribos romanos, hay mucha tela que cortar. Los romanos SÍ tenían estribos. En su ejército, siempre tuvieron unidades montadas, ¿cómo vas a clavarle algo a alguien sin estribos?

No entiendo por qué nadie me hace caso en esto.

Teseo 18 julio, 2012  

Hay mucha tela que cortar e incluso que coser en casi todo, pero en el cole decían que Roma se cayó porque los bárbaros tenían estribos y tiraban a los romanos de los caballos...¡Por supuesto que tenían estribos, pero no tan bien hechitos! ¡Si no los tuvieran estarían completamente sordos...! En la famosa estatua de Marco Aurelio a caballo, se olvidaron de ponerlos.

Por cierto, un tal Peter Connolly (enlace,enlace) que tiene barba blanca y pinta muy bien, opina de forma diferente sobre los ángulos rectos de determinados fuertes romanos...

Manu 23 julio, 2012  

A mí no me jode tanto que haya pequeñas licencias de diseño de producción como que Romanos del SII lleven estriberas en los caballos. No tanta gente sabe que no era así, y se han hecho 200mil pelis de Romanos de este modo. A la gente le parecería raro que no los llevasen y al final, esto es una peli de entretenimiento.

Dicho esto, corrijo las últimas 3 palabras en "bodrio de aburrimiento". Yo no la conseguí acabar.

El mejor resúmen, y el quid de la cuestión me parece la gran frase de "pelis de mierda que se van de chulitas". Tal cual.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo