miércoles, 18 de abril de 2012

¿Qué será lo próximo?

Cada día es un susto nuevo. ¿Hasta cuándo? Cada día es abrir el periódico -es un decir, ya que carece de sentido comprar periódicos con las noticias de antes de ayer-, respirar hondo y sumergirte en un proceloso océano de catastróficas desdichas.

No nos miró un tuerto, más bien podemos decir que nos auscultó el batallón de zapadores choscos de ciegolandia. Y aquí seguimos, con todo haciéndose añicos a nuestro alrededor. ¿Hasta cuándo? ¿Hasta cuándo podremos seguir conviviendo con la decadencia inflexible?


Cuando no es uno, es otro. Ahora toca el Rey con la caza del elefante/visita a su amiga -tema que me la refanfinfla, la verdad-, y en el horizonte la presunta podredumbre que surge de la Zarzuela a raíz del yerno e hija mangantes (esto ya no me la refanfinfla tanto). El otro día lo de YPF, que es reflejo de lo que sucedería aquí en España si tuviéramos un gobierno al estilo andaluz. Si no son pocos sustos, puedes ir viendo cómo evoluciona la prima de riesgo (y sobre todo por qué no está todavía más alta). Si eso no llega para asustarte, observa los indicadores del desempleo. Nuestro paro no es tercermundista. Los países del tercer mundo tienen índices de paro inferiores (aunque por no tener, no tienen ni estadísticas). Nuestro paro es de posguerra reciente.

Algunos hablamos de la necesidad de ejecutar las reformas necesarias para explotar el turismo, aumentar nuestra competencia en alta tecnología, aumentar nuestra capacidad de competir en agricultura, etc. Junto a la necesidad de llevar a cabo las reformas en el constructo jurídico administrativo económico para aumentar la eficiencia de nuestras instituciones. Por ejemplo, pasar de fusionar ayuntamientos e imponer a las bravas la comarcalización del territorio. A los hombres de leyes les dejo los detalles, que me sorprendan.

Sin embargo, ¿qué medidas se toman? Subidas de impuestos y tasas y recortes pazguatos. Entiendo que haya que cuadrar las cuentas pero, ¿qué parte de responsabilidad tienen las administraciones locales y autonómicas? Creo que bastante. ¿Y qué hacen? Algunos cumplen lo que marca la ley y otros se declaran en rebeldía. Olé. Si eso no es suficiente para rematar la faena, se permiten el lujo de seguir andando con la cabeza alta, los señoritos, acusando a otros de sus miserias.

Y todavía podemos bajar un escalón más e ir a los casos de corrupción. Todos callándose, tapándose unos a otros. Esto no destacaría en época de bonanza. Entiendo que para que las cosas marchen es necesario cierto grado de corrupción. Pero cuando se está planteando que cosas legales -mamarrachadas urbanísticas- rozan el límite de la prodigalidad, hay que dar ejemplo y mirar hasta la última peseta. Máxime cuando se empieza a cobrar más por los servicios públicos. ¿Nos cobran más y siguen a las andadas? Su comportamiento, el comportamiento de todos los cargos públicos, debería ser exquisito. Empezando por el Rey y acabando por el último limpiababuchas del reino.

¿Cuándo se instalará la cordura? Si hasta carecemos de los mecanismos de soberanía para usar todas las herramientas posibles de recuperación. Es decir, nuestra colección de instrumentos es limitada y, encima, no la usamos o la usamos de forma aleatoria.

Yo me pregunto qué será lo próximo. Hasta dónde aguantará la cosa. A día de hoy no hay motivos para el optimismo. Incluso con una buena temporada -económica- estival, la situación aparente solo será un espejismo. Preparémonos también para eso. Para las actividades de engaño y despiste.

4 comentarios:

Teseo 19 abril, 2012  

¿No lo sabes? Lo próximo es que te pongan una cadena con un grillete y sentado en una bancada de una trirreme, al lado de Charlton, mientras una tal Merckel le da a los timbales.

El oficio de los reyes es fornicar con elefantes y cazar señoritas (o al revés). Al final me voy a creer que existe un país que se llama Botswana ¿Y qué hacía la reina? Ah,si, la Pascua en Grecia.

Pablo 19 abril, 2012  

La Merkel ya no está de moda.

Oscar 21 abril, 2012  

>sudo apt-get install "cordura"
>unable to find apt "cordura"
>sudo not found
>you do not have permissions to run sudo
>you do not have permissions to run apt-get
>logged out
>uninstalled OS
>apt-get install "madness"
>apt "madness" installed successfully.
>print "hello, world"

Pablo 21 abril, 2012  

Hay que actualizar los repositorios, quizás sea eso.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo