lunes, 9 de abril de 2012

IU en Andalucía en la picota

La etología de Izquierda Unida nos indica que es un partido ventajista. Obtiene dulces frutos de un PSOE muerto y enterrado, que, como un zombi escarba en el detritus que deja el PP. Antes de analizar resultados electorales y observar trasvases de votos, ésta es, al menos, la impresión que muchos compartimos. Es decir, el reflejo pristino del nivelón de los políticos que padecemos en este país.


IU no puede vivir eternamente de las sobras del PSOE. Su propia existencia depende de que consiga distinguirse de los socialistas. Apartarse de la nube tóxica que sume a Ferraz en tinieblas y abanderar el manido discurso prehistórico e inoperante de "ser la verdadera izquierda": en eso emplean muchas energías. No son tontos: alejarse del PSOE es lo único que pueden esgrimir para sobrevivir y lo saben.

Ay, pero en este país, el sistema incentiva a los partidos para ser medios de vida. El jugoso trato que puede venir de un pacto de gobierno o de gobernabilidad con el PSOE de Andalucía, puede tirar a la basura los esfuerzos de los extremo-izquierdistas para distinguirse del PSOE.

Y entonces, ¿de qué forma seguirán señalando con el dedo a los socioslistos si promueven que sigan en el poder? ¿Con qué cara se van a presentar ante la gente diciendo una cosa y la contraria al mismo tiempo? La política española es el arte de hacer malabarismos para poder ganar una jugosa pensión y enchufar a tus parientes. Bien lo saben en Andalucía. Supongo que al final, dará igual lo que hagan. Dará igual que digan una cosa y hagan la contraria. ¿Alguna vez los ciudadanos hemos castigado este comportamiento? Yo ahora no recuerdo ninguna.


Los simpatizantes de IU y militantes de base, hasta ahora más o menos han podido pasear su misticismo con la cabeza alta. Hurgando en las sobras del PSOE y creciendo a su costa. El ansia viva del poder hará que hasta sus votantes tradicionales se planteen quedarse en casa la próxima vez, si IU no se esfuerza en dejar de parecer el primito del PSOE.

Claro que también el reparto de cuotas de poder en Andalucía, es algo que les viene muy bien para llenar las arcas e impulsarse en otras partes.

Difícil decisión la de IU, tan difícil, que el señor ese de barbas ya anda amenazando a sus conmilitones.

1 comentarios:

Teseo 10 abril, 2012  

De picota ná. Están enfriando el cava en la nevera, que les van a caer un par de consellerías.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo