lunes, 2 de abril de 2012

Feijoo hace barbacoas con napalm

Vale todo. Vale todo para tirarnos los trastos a la cabeza. El cartel de las neo-SA de "Quieren acabar con todo", parece cierto como la vida misma, ahora que vemos que Feijoo y Rajoy fueron a las Fragas do Eume a hacer una barbacoa con napalm.

Se pueden decir muchas cosas sobre el tema. Incluso cosas contradictorias. Por ejemplo, si eres periodista puedes decir que ardieron 750 ha. Si eres de la Xunta, podrás decir que ardieron 370 ha. ¡Qué más da! El caso es marear al personal y tirar para los tuyos.

Castrelo do Val, Ourense. Aquí palmó esta semana un brigadista extinguiendo un incendio bastante más bestia que el de Fragas do Eume.
El Parque Natural de las Fragas do Eume, es un bosque atlántico de más de 9.000 ha que el 99% de la gente no ha visitado en su vida. En él viven 500 personas, y hay algunas casas de turismo rural muy caras, que aprovechan algunos coruñeses para ponerles los tarros a sus santísimas. Hoteles con encanto, les llaman. Otros pájaros rapaces que también viven en las Fragas, son lechuzas, mochuelos y halcones. También hay petirrojos, mirlos, ferreiriños, picapeixes y otros pajaritos que se alimentan de frutos e insectos.

Fragas do Eume (bosques del Eume), reciben el nombre del río Eume, como estoy seguro que todos sabéis. Como hay un río, hay peces, pero también nutrias, y donde hay nutrias hay tejones. Si hay tejones, ya sueles tener el pack completo: corzos, jabalíes, zorros y ciervos. ¿Y dónde se ha visto un jabalí sin un bosque? En las Fragas destacan especies autóctonas europeas, como el roble y el castaño. Así que verás pocos eucaliptos. Si hiciera más frío, habría osos, pero eso es competencia de los Picos de Europa.

Ah, los Picos de Europa, un maravilloso lugar del que nadie habla porque no hay incendios.

Pero volvamos a las Fragas. Resulta que Rajoy y Feijoo hicieron una barbacoa con napalm, fumaron puros y dejaron todo hecho un cristo. Luego llegaron los brigadistas antiincendios, pero como manda el PP en la Xunta, se cruzaron de brazos porque existe un efecto mágico que hace a la gente comportarse diferente si gobiernan unos u otros. Algunos bailaron entre las llamas como arapahoes. A continuación pasaron aviones, y no soltaron el líquido extintor. ¿Para qué? ¡Que arda todo!

Se conoce que hay malvados capitalistas sin corazón que aprovechan los incendios -ignorando que existe una ley que impide edificar nada en un monte quemado- para levantar urbanizaciones, que creo que eso da mucha pasta. Ah, Feijoo -él personalmente- abrió una mina de andalucita, que suena a Andalucía y por lo tanto debe ser algo malo. Poco celta. Seguro que eso es lo que provocó el incendio.

Y ésta, amigos, es más o menos la historia si lees la prensa gallega.

La realidad dista bastante, y es más razonable. Realmente ha ardido muy poquito bosque. Quede claro que lo ideal es que no arda nada (bueno, realmente los incendios tienen una función imprescindible en la buena salud de los bosques, pero eso es complicado de explicar). Como siempre pasa con estos incendios, a toro pasado es muy fácil opinar. Sobre todo, quien opina atribuyendo poderes mágicos a la burocracia. Se debió hacer esto y lo otro. Se deben levantar otras catorce mil torres de vigilancia, etc. Propuestas muy bonitas que no tienen en cuenta que los incendios ocurren. Y en este caso parece que no se debió a la labor de un chiflado sino a una imprudencia. Las imprudencias ocurren. Y los terremotos. Es imposible controlarlo todo. Además, sin lluvia, aumenta el riesgo de que prenda el fuego. Algunos creen que pueden hacer llover desde un despacho. Creo que son el mismo tipo de místicos que cada vez que hay un accidente gordo, envían un bus lleno de psicólogos. Juas.

Aún invirtiendo el 99% de nuestro PIB exclusivamente en la prevención de incendios. Será imposible evitar todos los incendios. Perra vida. Algunos no se enteran.

Y bueno, preparaos, gente de más allá de los Ancares. Las olas de lagrimones de los místicos gallegos, nacionatas y socioslistos, que viven probablemente el peor momento de su historia, podrán hacer que os ahoguéis. Sobre todo porque los lagrimones son contagiosos y es bien sabido que cortar la Castellana es lo mejor para extinguir incendios. Viva el mito.

Adenda

No me gustaría dejar el tema sin aprovechar para destacar el gran parecido entre el PP de Rajoy y el PP de Feijoo. Ambos tienen una estrategia de comunicación cazurra y paleta. Es cierto que como sucede tantas otras veces, no tenían que informar continuamente de todo lo relacionado con el incendio. Pero si tu oposición engorda el tema en la prensa, tienes que salir y responder. Cazurros.

Nota

Sí, se puede provocar la lluvia por métodos artificiales.

1 comentarios:

Teseo 02 abril, 2012  

Rajoy y Feijoo bailando la Danza Sioux de la lluvia, método infalible para lograr precipitaciones (espectáculo retrasmitido internacionalmente por la Telegaita).

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo