sábado, 10 de marzo de 2012

XII Congreso Nacional del PSdeG-PSOE

El décimo segundo Congreso Nacional del PSdeG-PSOE, reunió en Santiago de Compostela a unos 400 delegados para elegir a su nuevo secretario general. Los dos contendientes oficiales son, por una parte un señor que no conoce nadie y por la otra, una ministra de ZP.

Paradójicamente, el señor que nadie conoce fue el que dirigió al PSdeG después de que la Xunta bipartita se pegara el castañazo en las últimas autonómicas y más paradójicamente, la ministra de ZP es también una gran desconocida. Así pues, hay que alabar la coherencia de los socialistas gallegos en hacer reflejar su vacío en los líderes postulantes. Si nadie sabe de qué palo va el PSdeG-PSOE, mejor poner a gente que nadie conoce a dirigirlo.

En el mencionado congreso hubo bastantes pullitas al Bloque. Que si somos un partido unido, que si nosotros no dejamos a nadie en la estacada. Todo muy aplaudido y muy gracioso. Pero por supuesto, no faltaron tampoco los insultos y el señalamiento de Feijoo y el PP como causantes de todos los males sobre la tierra. Aquí el PSdeG no se diferencia del nacionalismo extravagante: poco menos que llaman satánicos a los del PP y el PP es votado por la mitad de los gallegos. Algo no cuadra, no hay un análisis crítico, sólo palabras lapidarias y política pancartera. Así le va a toda la oposición al PP.

Hay que destacar que para los que no estáis al tanto de cuestiones de política gallega, el lema del congreso "nacional" era: "Galicia, a nosa terra". Es decir, cogen el ámbito funcional de su partido y lo elevan a la cota máxima en su definición práctica. Ellos se ven como partido gallego, no como sucursal o rama territorial de un partido español. Haciendo hincapié en esta idea, los dos candidatos hicieron guiños al galleguismo, un galleguismo que aparte del nombre, entienden de la misma forma que otros grupúsculos de izquierda, es decir, como nacionalismo centrípeto enfrentado a España. Como si acaso se pudiera desentender Galicia de España. No digo que Galicia no se pueda desentender de España a nivel funcional (por ejemplo, para procurar la competencia administrativa frente a otros actores territoriales), pero sí es un error muy básico (y las encuestas en Galicia así lo reflejan), tratar a Galicia de forma separada a España o a la hispanidad (hay quien incluso le da la vuelta a todo y pretende vincular a Galicia con la lusofonía, cuando el propio ámbito de la lusofonía es parte de la hispanidad y así lo han defendido importantes figuras lusófonas. E incluso el gran referente del nacionalismo gallego, Castelao, nunca dejó de hablar de la unión ibérica. Pero claro, eso se ha instrumentalizado y estos idiotas cogen lo que les interesa (esta idea se ve mejor con Vicente Risco, que teorizó el nacionalismo gallego pero de él solamente es aceptable un 30% de su producción bibliográfica)). Quede constancia de que la ministra de ZP acabó su intervención citando a una expresidente de Chile, es decir, tienen un buen cacao mental. Al final, las referencias son las que son, y tratan en vano de luchar contra ellas.

Los candidatos

¿Diferencias entre las dos candidaturas? Ni idea. Una candidatura la lleva un señor, la otra una señora. Más allá soy incapaz de ver diferencias. Cónstese que estas elecciones son para nombrar al cabeza de partido, ni siquiera al candidato a la Xunta. En este sentido, la ministra de ZP dijo que la candidatura a la Xunta (se habla de adelanto electoral en Galicia) debía elegirse en primarias. No dio más datos y todos sabemos que tras la palabra "primarias" se puede esconder cualquier cosa. Esta gente usa las palabras muy generosamente pero me cuesta mucho ver un significado, un contenido, detrás. El señor que no conoce nadie se pronunció de forma similar al pedir que el candidato salga de unas primarias.

Si intento ir al meollo, me encuentro con declaraciones que a mi personalmente no me dicen nada. Por ejemplo, el señor que no conoce nadie dijo: "[queremos un] partido en clave de país, coa máxima autonomía, onde as decisións se tomen en Galicia e pensando no que pase en Galicia". Algo en lo que caen los grupúsculos de lo que fue el BNG: meter a Galicia en una burbuja ignorando situaciones de caracter práctico. Este señor también pidió a sus compañeros que "piensen en gallego". Es decir, como si el idioma del pensamiento determinara el pensamiento en sí. Esta es una idea antigua que liga con la tradición de considerar que el terruño o el paisaje también determina el contenido del pensamiento. Es, no cabe duda, una visión del mundo, indigenista, como si los gallegos tuviéramos que atarnos a los robles y no salir del territorio marcado.

Por su parte, la ministra de ZP dijo que "as mulleres queremos dirixir o socialismo galego". Siguiendo la metonimia, ella se alza en representante exclusiva de "las mujeres". No hay nada más misógino que tratar a las mujeres como ganado, empleando en política una categorización que hace tábula rasa de todas.

Sobre los lemas de los candidatos

También me gustaría destacar el lema del señor que no conoce nadie: "Galicia, o noso partido" ("Galicia, nuestro partido"). Este lema se puede analizar desde una perspectiva histórica de todos los partidos que intentan confundirse con el territorio en el que están. La doctrina del partido único, las aspiraciones de relacionar Estado y Partido, etcétera. Puede que tenga poca importancia, pero siempre es pertinente conocer los referentes de nuestros políticos.

Por su parte, la ministra de ZP llevaba el lema "Un paso adiante", ("Un paso adelante"), lo que nos recuerda aquella frase de Franco: ayer estábamos al borde del abismo, hoy hemos dado un paso adelante. Es graciosísimo cómo, mires desde donde lo mires, el PSOE siempre vuelve a las andadas, siempre vuelve sobre sus contradicciones y es incapaz de ocultar de dónde viene.

Resultados

Finalmente, el señor que no conoce nadie se impuso a la ministra de ZP. Esto es solo un pequeño aviso a todo el PSOE sobre la alargada sombra de ZP y los efectos de su dispersión radiológica: ZP es radiactivo y todo el que estuvo cerca de él está contaminado. Antes de cualquier otra consideración, esto lo deberían tener en cuenta. Y no es que me importe mucho el PSOE, pero sí reconozco que el voto inercial provoca que tengan muchos votos y por tanto coloquen a sus personajes en puestos públicos, con lo que ya es algo que nos afecta a todos.

2 comentarios:

Teseo 11 marzo, 2012  

Al pobre Risco le caen piedras de todos los lados (excepto por Outeiriño en la fac de xornalismo) pero más que por su bibliografía es por su caricatura (parece un dibujo de Disney). Parece mentira, "O porco de pe" es de los años 20 y parece una entrada de un blog de ayer mismo :P

Pablo 14 marzo, 2012  

Yo creo que antes de fundar Dereita Galeguista el tío ya estaba harto, sólo quería escribir de sus cosas. Pero sí, es de esa gente -quizás como Pessoa- que es usada de forma partidista por unos y otros según sople el viento. Dificil de encajar por ir por libre.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo