sábado, 24 de marzo de 2012

Sí a la vida

Tarde estupenda de sol en Madrid. El tiempo acompañó a la gente que sale a pasear. Las terrazas estaban a reventar por todo el centro. Según me acercaba a la Puerta del Sol -evité el metro de Sol Galaxy Note porque me esperaba un tapón de gente-, por la calle Montera, los eternos "cash for gold", las prostitutas agazapadas y malandrines de diverso pelaje, se confundían en una marea humana que salía de compras, inundaba las terrazas, etc. Lo que viene siendo un sábado en Madrid.

Ya en la Puerta del Sol no me pude mover mucho, no soy de esa gente que va de un lado a otro tocándole los huevos al personal. Desde una esquina, comprobé que había una multitud con globitos de La Razón y carteles con margaritas del ABC. Por el medio, vagabundeaban periodistas de radio y televisión. Vade retro.

Saqué unas fotos que podéis ver en este set de mi flickr. Son todas muy parecidas.
La verdad es que se lo montaron muy bien. Los organizadores no tuvieron problemas de sonido ni de imagen. Una enorme pantalla conseguía que nadie se perdiera detalle del carrusel de invitados que presentaban Miguel Ángel Tobías y Alejandra Prat. Por cierto, ambos con muchas tablas y muy profesionales. Se aprovechó también la pantalla para pasar vídeos con testimonios de personas, etc. De vez en cuando amenizaba la concentración Nena Daconte y unos tipos que tocaban canciones de los Beatles más mal que bien. Para gustos, colores.

Alejandra Prat, Irene Villa
y el hijo de Irene Villa
El tipo de gente que había era variado como la vida misma. En cantidad, destacaban familias con niños y abueletes cogidos del brazo. También había una cantidad no menos despreciable de jovenzuelos y jovenzuelas en edad de empezar a retozar y, una sorprendente cantidad de milfs. Lo que me indica que ya es primavera en elcorteinglés.

Había gente recogiendo firmas para algo sobre ETA, no me enteré muy bien. Y niñas pidiendo para la organización con huchas. Otros pedían para sí mismos. A un lado se veían banderas de España con el Sagrado Corazón y uno de estos partidos que no los vota nadie tenía a gente con pancartas.

Se habló de acompañar a las embarazadas, se reconoció la nunca bien merecida labor que hacen los abuelos, se reivindicó la dignidad de la persona sea cual fuera su circunstancia y condición y hubo momentos de acompañar en el dolor a las víctimas del terrorismo.

La reivindicación de la vida nunca sobra ni está de más, máxime, cuando vivimos en un mundo en que a los terroristas se les perdona y permitimos que existan campos masivos de exterminio. La reivindicación de la vida tampoco está de más cuando hay gente que por razones médicas o económicas se ve arrinconada y señalada. Hay quien puede concentrar todo esto en el tema del aborto, pero reivindicar la vida y la dignidad de la persona, nos obliga a ir más allá. Nos obliga a hacernos preguntas sobre lo que significa vivir. Para quienes queráis escarbar en el tema y en su aplicación práctica, recomiendo leer cómo define el Tribunal Europeo de Justicia de Luxemburgo la vida. Y luego comparáis si las leyes españolas van acorde a su definición. Os doy un adelanto: las personas no se pueden patentar y no pueden ser propiedad de nadie. Esto parte de las células embrionarias, pero se ramifica hasta llegar a la trata de blancas, la esclavitud sexual y demás. Estar a favor de la vida en los términos de esta concentración, no es sólo hablar del aborto (dudo que los que estábamos allí pensemos lo mismo sobre el tema), sino de la dignidad de la persona, sea cual sea su situación. ¿Qué tema puede ser más importante que éste?

No entiendo por qué tendemos a buscar excusas para ponernos en contra de algo. Si lo que te une a otros es mucho más de lo que te separa, por muy importante que sea lo que te separa, siempre hay un medio en el que se pueden hablar las cosas.




1 comentarios:

Teseo 26 marzo, 2012  

¿Daban algo de picar: zorza (ay, no que era viernes), tortilla, pulpo...? ¿Viste a Dámaso II? ¿Cantó algo la Pratt o solo dijo "A jugaaaar"?

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo