miércoles, 15 de febrero de 2012

Desensibilización sistemática en los medios

No hace falta ninguna conspiración para que se de esto. Al tener varios medios de comunicación, es normal que veamos la misma noticia repetida muchas veces. La consecuencia imprevista de esto, es el efecto de desensibilización sistemática.

Desensibilización sistemática: terapia de modificación de la conducta consistente en eliminar respuestas de ansiedad ante estímulos o situaciones fóbicas, mediante la exposición progresiva o bien masiva a las mismas.

Son más frecuentes los estudios de desensibilización a la violencia en videojuegos [1] o televisión, que los que no tocan la violencia. Pero el efecto desensibilizador ante la violencia, sirve de ejemplo igualmente ante cualquier otro estímulo fóbico. Es más, la terapia de desesnsibilización sistemática es constantemente utilizada para tratar fobias a las alturas, a los aviones, etc. Las fobias más frecuentes, vaya [2].

Índice de homicidios en ciudades americanas en 2001. Aun contando con los atentados del 11S, NYC estaría tan solo en quinto lugar.
Cuando los medios, encorsetados por su propia incompetencia, la competencia de otros y una audiencia intelectualmente irregular, lanzan píldoras de miedo en forma de "prima de riesgo" o "porcentaje de paro"; y lo hacen continua, frenéticamente, acaban por desensibilizar al público ante estas materias. Es decir, pasa a ser una situación normal y asumible lo que es una situación anormal e inasumible. La sobreabundancia de una información que corre a borbotones, es deglutida de forma incesante. La inmediatez manda, y la gente pasa a etiquetar una u otra información y pasar a la siguiente [3]. Mientras se produce este proceso de forma subrepticia, van quedando cadáveres en la cuneta. Pero es que esos mismos cadáveres en la cuneta, forman parte del ciclo de noticias y se nos muestran innumerables ejemplos: deshauciados, mendigos que mueren de frío, cadáveres en casas hallados después de semanas, etc.

La consecuencia perniciosa de la desensibilización, es que, una vez asumido lo anormal como normal, ya no vamos a prestarle la debida atención, con lo que se produce un efecto de bola de nieve. En termodinámica diríamos que aumenta la entropía.

Identificado el problema, el siguiente paso ético es buscarle solución. El primer problema que surge ante esto, es que la desensibilización sistemática es un mecanismo de curación (se supone que la gente que tiene fobias está enferma, cosa muy curiosa y que forra a algunos psicólogos). ¿Cómo curas una curación? No lo sé, aunque sería interesante aplicar el mismo tipo de terapia conductista. Es decir, inundar los medios con noticias de otra índole.
Simo Häyhä, la muerte blanca

En la peli de Luc Besson (creo) Stalingrado, Bob Hoskins pregunta a los comisarios políticos cómo van a ganar la guerra. Algunos le responden que ejecutando traidores, aumentando los castigos, etc. Bob Hoskins pasa de ellos porque los soviéticos ya estaban desensibilizados ante esto. Shakespeare entonces le dice que obtendrían resultados distintos proponiendo a la tropa modelos de conducta a imitar, héroes.

Sería un acierto que, aparte de denunciar lo malo, los medios alabaran lo bueno. Y no me refiero sólo a victorias deportivas.

4 comentarios:

Teseo 16 febrero, 2012  

En el asunto de las ciudades, el estadístico debería ser Nº de muertes/km y no Muertes/Población. Reflejaría mejor la seguridad de las calles. Y veríamos como queda Nueva York.

Pablo 16 febrero, 2012  

Sí, e incluso hacerlo por época del año, renta media, sexo, edad, barrio, etc. La movida es que para comparar grandes números, se cogen pocas variables porque es más fácil de llevar a titulares.

Mannelig 16 febrero, 2012  

Pequeño lapsus: esa escena es de "Enemigo a las puertas" (Jean-Jacques Annaud), no de "Stalingrado" ;-)

Pablo 17 febrero, 2012  

Cierto! 'Stalingrado' es otra peli.

Gracias!

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo