viernes, 3 de febrero de 2012

Adiós al BNG

La XIII Asamblea Nacional del Bloque Nacionalista Galego, deja a la formación frentista dividida por la mitad. Ahí están los resultados de las votaciones. El proceso de nombramiento del nuevo Consello Nacional, Portavoz Nacional y demás, ha resultado mucho más transparente y democrático de lo que se espera del XXXVIII Congreso del PSOE. Con cincuenta veces menos militantes, los nacionalistas enviaron a más delegados con derecho a voto que los socialistas que decidirán entre dos herederos políticos de ZP.

Mucho se afanan ahora los medios de propaganda de la Unión do Povo Galego (por ejemplo, aquí y aquí), en decir que de la asamblea sale un BNG fuerte y unido. Pamplinas. La formación leninista, con un 10% de los militantes del BNG, obtuvo la victoria por la mínima y se asegura el control del discurso político de todo el partido. Se puede analizar la victoria de la UPG desde el punto de vista de los fallos de sus adversarios (Encontro Irmandiño y Máis Galiza) reflejados en Beiras, o desde el punto de vista de la propia estructura organizativa de la UPG; partido, insistamos en ello, leninista, con vocación de vanguardia, con asociaciones culturales y sindicales anexas de mucho más arraigo que sus "vecinos".

Beiras, tocando el piano en su pazo. Yo también quiero tener un pazo :(
Pese a los esfuerzos que quieran hacer ahora, las luchas de poder internas han fracturado al Bloque. Encontro Irmandiño (Beiras), ya ha decidido consultar a sus militantes para abandonar el BNG. Máis Galiza, la tercera "gran" agrupación del BNG está en la misma sintonía de macharse. En el muy probable caso de que ambas corrientes dejen el BNG, el BNG pasaría a ser un partido formado básicamente por independientes y la estructura de la UPG.

¿Qué grandes diferencias hay entre estos grupos? En primer lugar, que nadie se llame a engaño: parece que hablo del PCUS, pero realmente estoy hablando de un bloque de partidos que anda entorno al 10% de intención de voto en Galicia. Un 10% que esconde una nula presencia en el campo y una testimonial presencia en las ciudades gallegas. Importante aclarar esto porque hartito me tienen los que se apropian de la voz de toda Galicia, cuando en realidad son cuatro y el de la gaita, y apenas les conocen en su casa a la hora de comer. Dicho esto, desde la distancia ideológica consabida, encuentro a la UPG como un partido ortodoxo del übercomunismo. Máis Galiza vendría a ser una especie de apéndice doctrinal del PSOE y Encontro Irmandiño algo entre los dos: por un lado aceptan un "punto de encuentro" con gente socialdemócrata no independentista y por el otro continúan con un discurso anticapitalista y carpetovetónico que glorifica a Gadafi, por ejemplo.

La UPG resumida en un póster.
Estas corrientes llevan presentes en el Bloque desde su fundación. Es curioso que ante la debacle electoral (2009) se muevan tanto las sillas. No existe una perspectiva crítica de análisis de las debilidades del BNG. Pero lo cierto es que cualquiera ve en la acción de gobierno del Bloque en el bipartito, el principio de su ocaso. Una cosa es seguir banderas y corear el himno gallego en el día del Apóstol y otra muy distinta ver que cuando llegan a la Xunta, en lugar de gobernar, se dedican a construir una nacioncita de la señorita Pepis a su medida. A costa del contribuyente, claro.

Por lo que respecta al PSdeG-PSOE, también está hecho trizas. La pérdida de poder en las ciudades ha hecho volar los cuchillos. Ante este panorama, Feijoo lo único que tiene que hacer para volver a ganar con mayoría absoluta, es sentarse a la orilla del Tambre a ver pasar flotando los cadáveres de sus enemigos.


4 comentarios:

Víctor Centoloman 03 febrero, 2012  

Bastante certeiros os teus pensamentos sobre o BNG, resulta bastante incomprensíbel que a día de hoxe existan pertidos que estatutariamente decláranse marxistas-leninistas (sempre o pensei, mesmo cando votei bloque cos ollos e orellas pechados).

Sinceiramente opino que non é unha mala nova, pode resultar nun fenómeno que abra paso ao galeguismo, unha corrente que fai falla para o país.

Saúdos!

PD: eu tamén quero un pazo... ;)

Pablo 03 febrero, 2012  

Máis que pensar no que lle fai falla ó país, compre primeiro ter claro o que non lle fai falla. :P

Elentir 03 febrero, 2012  

Muy buen análisis.

Me voy a por palomitas. :-)

Pablo 03 febrero, 2012  

Xesús Veiga escribe un art. sobre la democracia interna de los partidos, partiendo de la experiencia del Bloque: http://www.galiciaconfidencial.com/nova/9565.html

Se repiten mucho este tipo de análisis. Mi análisis de los análisis es que se pierde mucho el tiempo analizando en lugar de haciendo. Y esto no pasa solo con el Bloque, pasa con todos.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo