miércoles, 19 de octubre de 2011

Gusanos

Hay muchos tipos de pera: la pera limonera, la barlet, la pera de agua y la conferencia entre muchas otras. Particularmente hay una que puede causar dinámicas gastrointestinales nada deseables: las peras conferencia de paz.

Las peras conferencia de paz son especialmente dañinas para los seres humanos, sin embargo, hay cierta clase de gusano que progresa en estas peras. Empiezan mordisqueando la piel y consiguen horadarlas de tal forma que construyen una cavidad en su interior. Allí se alimenta el gusano durante días en los que pone sus larvas.

Mucho ojo con consumir estas peras, porque aparte de la fiesta diarreica que provocan, afectan al cerebro creando un cuadro de afasias que confunde los sentidos y hace ininteligibles a sus víctimas. En tal forma afecta al cerebro que hará reconocerse al descuidado campista como un verdugo de gusanos. Un verdugo y un torturador de gusanos.

Mucho delito tiene quien las empaqueta y las vende en los mercados junto a otras peras. Del responsable de distribuir frívolamente estas peras malditas se puede decir que es un inconsciente o tal vez un desalmado. Tan mala baba anima al vendedor de peras conferencia de paz, que ante el horror de querer provocar diarreas en serie entre seres confundidos y empachados, será capaz de negarlo todo, presentarse como un buscador de la justicia natural y señalar con el dedo diciendo "los gusanos también merecen nuestro amor".

No hay que hacer caso, amable campista. Igual que te encuentras con setas venenosas y no las apañas, evita coger peras conferencia de paz. Sólo traen disgustos en forma de diarrea y confusión. Es más, si ves que alguien te la ofrece, ten mucho ojo, pues no sería del todo descabellado que el malhechor fuera en realidad un gusano disfrazado de humano.

Estáis prevenidos: mucho cuidado con ornicóforos, nematodos y demás purrela.

1 comentarios:

Teseo 30 abril, 2012  

Los gusanos aportan proteína a la pera. Ya les gustaría a políticos, terroristas y tertulianos ser tan útiles a la sociedad...

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo