martes, 2 de agosto de 2011

Absurdas nuevas normas del paisaje gallego

La última gran ocurrencia de la Xunta es dividir Galicia en doce áreas paisajísticas a las que las nuevas construcciones tendrán que adaptarse.

Recoge Elisa Álvarez para La Coz:

La meta es que en cada una de estas áreas se establezcan unas directrices en las que se van a recoger los objetivos de calidad del paisaje, y normas y recomendaciones de obligatorio cumplimiento en los instrumentos de planificación sectorial y paisajística.

Manuel Borobio [Director General de Sostenibilidad y Paisaje, que es un cargo que depende de la Consejería de Medioambiente, Territorio e Infraestructuras] puso como ejemplo de las aplicaciones prácticas que tendrán las directrices «cómo rematar un cierre en función de donde esté el terreno. Son acciones que dependen de la ubicación y que se integrarán tanto en el planeamiento como en las ordenanzas», apuntó.

Es decir, el cierre -la valla- de mi finca o de mi leira, lo deberé de hacer siguiendo unos criterios de tamaño, materiales, ornamento y geometría que decide otra persona. Lo mismo para el material que use en mi tejado, el color/tipo de la piedra, etc. Tendré que amoldar mi casa a un paisaje que se decide en un despacho. Y me callo la boca.

Claro que siempre saldrá algún tiquismiquis que tendrá dos fincas (o una finca que pertenezca a dos ayuntamientos), a quien la aplicación de la norma le resultará incluso más dificil de cumplir. Pongamos por caso que un paisano tiene una finca entre Porta y Buxán. Deberá saber que Porta pertenece a la comarca de Chantada y por tanto está en la zona paisajística de "Mesetas y fosas lucenses" y Buxán ya está en la Ribeira Sacra y por tanto pertenece a otra zona paisajística, la de "Riveras del Miño y Sil".


Ver mapa más grande

Yo pensaba que si se construye de forma distinta en la costa o en el interior, es porque se responde a unas condiciones objetivas y tradicionales que no hacen falta reflejar en un megaplan urbanístico. El tejado de pizarra es más común en un sitio con pizarra donde no se puedan secar tejas al Sol. Todo esto me parece de perogrullo y no incidiré más: hoy en día el comercio facilita el intercambio, punto.

Feísmo

Es importante señalar que la cuestión del paisaje tiene especial relevancia en Galicia, donde un paisaje natural propio de la mismísima Arcadia, choca con construcciones de cemento, uralita y ladrillo a la vista (lo que se llama "feísmo"). ¿Hay que combatir el feísmo? Sí, pero dudo mucho que se pueda combatir con compás y escuadra.

Para muestra de lo que afirmo, ahí están los cientos de millones de euros de ayudas de la UE que se dilapidan en mantener en la UVI al sector agrario gallego. Todos sabemos que la subsistencia de las explotaciones agroganaderas no se planea para que "produzcan" sino para que "domen el paisaje". Pues bien, esas explotaciones son precisamente la causa de gran parte del feísmo. Otra razón del feísmo tiene su origen en que la gente se apaña como puede con los dos duros de la pensión no contributiva que ayudan a pasar la vejez mientras los vecinos huyen a la ciudad.

Ahí están esas chozas de uralita en medio de la huerta que sirven para guardar los "aperos de labranza" (tengo que escribir en madrileño o en el idioma de TVE porque si no, no se me entiende). Yo le preguntaría a los genios de la Xunta cómo hacer bonita una maldita choza que guarda dos azadones, tres hoces, una guadaña y una carretilla. A mi que me lo expliquen.

No, mejor, que se lo expliquen a ese paisano de 80 años que está de vuelta de todo, boina enroscada, palillo en la boca y cayado en la mano -esa mano cuarteada por decenas de heladas y docenas de puñetazos en su juventud-. Ese paisano que apenas sabe hablar castellano y tampoco entiende el gallego de la Telegaita. Que ha visto venir y pasar a mucho listo y al que todavía le aterran las pesadillas con lobos y Santa Compaña.

Ya me imagino al enteradillo de la Xunta bajando del coche después de haberse perdido un rato largo por esos montes de Dios:

-Holabuenas, don Ofrasio -la gente mayor tiene nombres raros-. No puedo evitar ver que su cerca tiene un color gris de Payne y debería tener un gris de Davy.

Pagaría por ver ese momento.

6 comentarios:

Elentir 02 agosto, 2011  

A ver si lo entiendo: Feijóo y su camarilla creen que es inaplicable la libre elección de idioma en las escuelas, pero sí creen realizable lo de planificar el paisaje dividiéndolo por zonas. Definitivamente, estos señores nos toman a los gallegos por unos imbéciles.

Pablo 03 agosto, 2011  

Ya ves: son sus prioridades.

Director de Laboratorio 03 agosto, 2011  

Bueno, en la misma línea también criaron este programa de ayuda al comercio rural, por 4 millones de nada...
http://www.comercioruralgalego.es/ga/web/portada.php?idc=1

Pablo 03 agosto, 2011  

Dios, es que están flipaos!!!

No a todo 03 agosto, 2011  

Otra más a sumar a las cien mil normas que hay que cumplir para construir incluso una caseta para el perro. Eso sí, el dinero lo ponemos nosotros.

Rick 03 agosto, 2011  

El feísmo se cura con cultura. Pero si los políticos se preocuparan por la cultura de sus votantes, ¿cuántos de ellos les seguirían votando? Mejor lo dejamos como estábamos, señoría.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo