viernes, 17 de diciembre de 2010

Doña Isabel (2)


Se lamenta Doña Isabel de que "toda su critica se base en que he puesto palabras mal escritas" y al mismo tiempo que "tengan tan poco talante democrático como para no tolerar la opinion diferente". No, Isabel, son dos cosas totalmente diferentes. Por un lado reconoces que las críticas se dirigen hacia tu forma de "poner palabras" (se dice "escribir"), contra eso no puedes defenderte diciendo que hay "poco talante democrático como para no tolerar la opinión diferente".

  
Doña Isabel, la ortografía no es una opinión. No, tampoco es una conspiración mundial en tu contra. Es ortografía y ya está. Defenderte atacando e inventarte una supuesta falta de talante democrático es carecer de la más absoluta humildad que debería demostrar una representante elegida por un despacho de su partido. Ser adulta significa reconocer los errores, hacer propósito de enmienda y poner los medios para subsanarlos. Pero sigues en tus trece y encima atacas. Muy mal.

Quiero decirles a todos los que se creen mas preparados que yo que me alegro mucho por ellos y que cada cuatro años todos tenemos la oportunidad de presentarnos a las elecciones, es decir, sometermos a la voluntad de los ciudadanos. Ellos con su voto nos ponen a cada uno en su lugar.

Unos cuantos se creerán más preparados que tú (¿en qué? ¿en cultura general? ¿en dominio del castellano?), pero la mayoría lo están. Es un hecho, no una creencia. Y perdona, pero no todos tenemos la oportunidad de presentarnos, ni criticar la incompetencia en habilidades básicas comunicativas de una política tonta y chula quiere decir que queramos presentarnos. Hay gente que quiere trabajar en algo honrado ¿sabes? Ganarse un jornal, aumentar su prosperidad sin aplastar la de los demás, etc. Tú, como eres una parásita que lleva años viviendo a costa de los demás, quizás no sepas lo que es trabajar. Dices que fuiste tejedora, ¿ya no te acuerdas?

Por otro lado quiero agradecer a todos los que ponéis vuestros comentarios en un sentido o en otro vuestras aportaciones, porque soy de las que piensan que en el debate salen las buenas ideas y los mejores acuerdos.


Una de las cosas que está hundiendo a España en la miseria es la manía del debate. El debate como fin en sí mismo. El pasaporte a opinionlandia. Aguantar a todas horas imbecilidades que no vienen a cuento. Frases vacías, cosas que pasan por argumentos y no son más que logorrea voluntaria. Del debate, Doña Isabel, sale nada o muy poco. De la verdad sí sale algo. No tiene nada que ver hallar la verdad con "ganar" un debate. Y por cierto, en tu blog no hay debate, sólo críticas a tu indolencia.

Y a los que tienen tanta cultura y son tan perfecto, decirles que no se mezclen con las obreras como yo: vosotros no perdéis nada y yo sigo feliz cumunicando con los ciudadanos que por encima de todo nos respetamos los unos a los otros. 


El recurso del "obrero"... no sé por dónde empezar. No sé cómo demostrarte que en la actualidad la diferencia de clases es tan solo un pobre recurso dialéctico. No sé cómo decirte que hace mucho, mucho tiempo, nos hemos dotado de un principio de igualdad ante la ley y ante el resto de la sociedad. El identificar "clase obrera" con "bondad", "humildad", "indefensión" y "pobreza"; es un error gnoseológico muy grave. Una cortina de humo para no decir nada. Una abismal distancia del significado de persona. Por último, lo del respeto ya lo toqué hace un tiempo, pero debo insistir en ello: el "respeto" como hipervalor, es una imbecilidad monumental. Una medalla de oro al sinsentido. Respetarlo todo es esquizoide. Lo que verdaderamente es deseable e intentamos tener en Occidente es un estado de tolerancia mutuo. Tolerar a los demás, tolerar otras ideas, tolerar otros credos. Eso sí es civilización. El respeto no, porque el respeto tiene un grado positivo respecto a la tolerancia y respetarlo todo, aparte de ser una bobada, es un imposible. Uno respeta lo que le agrada, admira o comparte. Es profundamente idiota sentir admiración por absolutamente todo (incluso por cosas contradictorias entre sí).

¿Ves? Por este tipo de cosas pienso que tú eres tonta y que quien te puso ahí es un criminal.

3 comentarios:

Teseo 17 diciembre, 2010  

Si, señora. Los que critican la hortografia son unos fachas... que se metan con Don Juan Ramon.

Una pregunta, ¿quién es el psicópata que escribe los discursos de esta diputada?

Yo creo que lo hace ella sola y por eso me parece una sincera cumunicadora. Ya la estoy viendo como sucesora de ZP.

Creo que voy a echar un vistazo a la pagina del congreso, por si hay algun otro ejemplar parecido...

JFM 18 diciembre, 2010  

Ya no estamos en los tiempos donde los obreros habian empezado a trabajar a los nueve años si escribe asi no es por obrera sino por gandula.

Por cierto las tildes que faltan es por que no estoy ante un teclado español.

Abraxas 13 enero, 2011  

Todos los obreros de España ganan más que yo. Algunos, muchísimo mas. Los que tengan trabajo, claro.

Gracias por defenderme a mí también Hisavel

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo