sábado, 6 de noviembre de 2010

Debe haber vencedores y vencidos

A estas alturas es evidente que el PSOE/Gobierno está negociando con la banda terrorista Batasuna-ETA. Nos lanzarán a la cara las mil y una triquiñuelas para colarnos un "proceso de paz" y una "salida negociada al conflicto". Conflicto el que tienen ciertos personajes del Gobierno en sus cabezas, porque no existe más conflicto.

Existe ETA-Batasuna (ETA), que es una organización terrorista que se dedica a matar indiscriminadamente, secuestrar, torturar y extorsionar a personas. Es un hecho no solo refrendado por la realidad (un alto porcentaje de la población española conocemos a alguna víctima del terrorismo etarra), sino por infinitas sentencias de los tribunales. Incluso el no siempre fiable parlamento europeo reconoció que Batasuna es ETA, y que ETA es una banda terrorista.

La excusa de la existencia de un "conflicto político" es algo que a todo demócrata, ser humano normal, debe darle arcadas. Los conflictos políticos se resuelven en una asamblea de representantes, no pegando tiros por la nuca o poniendo bombas bajo el coche de un padre lleva a sus hijos a la guardería.

ETA no me mató a ningún familiar directo, ni a ningún amigo directo (sí hirió a alguien que conozco indirectamente), ¿significa esto que no me afecta? ¿Significa que no te afecta a ti, lector? Nos afecta a todos. Por eso todos debemos de unir fuerzas contra este cáncer. Debemos purgar a ETA de nuestras vidas.

Es más, aquél que se sienta a tomar un pacharán con un etarra, para mi pierde todo respeto. Es más, si forma parte del gobierno o de alguna institución pública, hay que expulsarlo para siempre de la vida política (e investigar y posiblemente ilegalizar su formación política). Y no basta con esto, sino que además hará falta un desagravio a las víctimas. Hay que insistir sin denuedo en el derecho de las víctimas a formar parte de la vida política de la nación.


Hoy más que nunca es Voces contra el Terrorismo la que enarbola la bandera de la nación (hoy el acto de Colón cierra con los acordes del himno nacional y no es casualidad, mucho ojo). De la misma nación que se partió el alma a navajazos contra los franceses, ese pueblo que todos bien conocemos: nuestros vecinos, nuestros amigos, nuestros hermanos, nuestros hijos, nuestros padres. De esa nación que dice basta, que se niega a morir en el olvido. Por eso debemos apoyarles, por eso debemos denunciar lo que esta pasando. Ya basta de sonrisitas y morritos. Ya basta de marear la perdiz. ETA-Batasuna nos está matando y debemos acabar con ella de una santa vez. Por esto es por lo que creo que el fin del terrorismo comunista independentista etarra está en los tribunales de justicia y en las celdas de las prisiones.

Soy muy bueno con esta escoria, porque si de algunos otros dependiera, el fin de ETA-Batasuna estaría en los osarios. Directamente.

Nota: soy una persona muy calmada y tranquila, pero lo de ETA y el frotar espaldas me saca de quicio. Hasta llego a pensar que no estaría mal considerar como la misma mierda a ETA y a quien habla con ETA. Supongo que soy un radical sin corazón ni visión política y demás tonterías. Bueno, es que yo quisiera que Jorge y su hermana Silvia Vicente Manzanares, hoy tuvieran 32 y 36 años respectivamente y pudieran tener hijos, un trabajo, sus más y sus menos, y quién sabe, hasta poder estar en desacuerdo conmigo en este tema.

Jamás podrán estar en desacuerdo conmigo: murieron en la masacre del Hipercor de Barcelona en 1987, tenían nueve y trece años. Nueve y trece. Eran hermanos. Imaginaos a sus padres. No, peor: imaginaos a sus abuelos. Por el amor de Cristo, imaginaos a sus abuelos cuando les contaron la noticia.

Hijos de la grandísima puta.

La verdad es que no me cabe en la cabeza qué demonios hay que hablar con esta gentuza. La verdad es que hay cosas de la naturaleza humana que jamás comprenderé.

PD: Que alguien me llame demagogo por haber aludido a estos críos, pero que lo haga ante su tumba si tiene huevos. Quedamos cuando quiera.


Promo Libertaddigital - Rebelión Cívica 6 de noviembre de 2010:



Más:

3 comentarios:

JMg 06 noviembre, 2010  

La ineptitud de ZP es tal que menosprecia a las victimas de terrorismo para favorecer a los terroristas.
Cualquier cosa le vale con tal de ganar unos minutos más en el poder, cueste lo que le cueste a España.
http://necolandia.blogspot.com/

Pablo 06 noviembre, 2010  

Así es, pero es que ni siquiera hace falta hablar de España. Podemos hablar de personas, de pérdida de vidas humanas, de exilio y de a dignidad de todos comprometida por la infinita sed de poder de algunos.

Natalia Pastor 07 noviembre, 2010  

Más de 20.000 personas estuvimos ayer en Colón , lo que demuestra dos cosas:

a) Que una gran parte de la sociedad no va a permitir que la traición que fragua este Gobierno salga adelante impunemente.

b) A pesar del silencio ignominioso de la mayoría de los medios de comunicación,ayer se oyó el clamor de una sociedad que no está dispuesta a olvidar ni a las víctimas ni a los asesinados.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo