viernes, 5 de marzo de 2010

Carta a los bananios (en el sentido peyorativo del término)

Ni Rosa Díez ni Arcadi Espada son santos de mi devoción. Digo esto porque va a parecer que les estoy defendiendo y no quiero defenderles. Lo que sí ocurre es que el revoltijo de sus declaraciones ha levantado reacciones que, como aludido (no por las reacciones sino por las declaraciones de Rosa Díez), me gustaría comentar.

En el corte enlazado en el anterior párrafo del programa de Julia Otero, la periodista esgrime como argumento a Espada: “¿usted no ha visto las portadas de todos los periódicos gallegos o las declaraciones de todos los partidos políticos gallegos?”. Es eso precisamente lo que enrabieta a Espada. Es ese el aldeanismo paleto al que alude.

Señores: los gallegos no somos una empresa, ni un equipo de fútbol, ni hermanos de la misma madre. Somos un grupo de personas heterogéneo que coincidimos en haber nacido en Galicia. La perogrullada es necesaria ante toda esa purrela que habla de un modo patético, absurdo e imbécil: “es que nosotros los gallegos…”, “es que Galicia necesita…”. Oiga, soy gallego y usted me da asco por hablar así. Y me da igual si es usted gallego o coreano.

Continuar leyendo...

4 comentarios:

Teseo 05 marzo, 2010  

Rosa Díez tendrá su justo castigo en las elecciones (si tiene la poca vergüenza de presentarse en Galicia). Al seguidor de Goebbels y de Ceucescu ya le dio su merecido la chica del 3x4.
Lo peor de esta panda es que no saben reconocer sus meteduras de pata. Están endiosados.
¿Que todos los políticos y medios de comunicación se han unido? ¿Y que esperabas? Estan gañando o seu panciño. Han conseguido algo que no logró ni el Deportivo...
Y que nadie se engañe, al paisaniño de la aldea que no lee el periódico y que quiere que lo dejen en paz, también lle toca os collons Rosa Díez.

Pablo 06 marzo, 2010  

El paisaniño no sabe quién es Rosa Díez.

Y defiendo que pueda presentarse donde le de la gana, ¡faltaría más!

Teseo 06 marzo, 2010  

A lo mejor debería existir algún tipo de filtro ético para ser candidato a unas elecciones del tipo no insultar a los electores en público o no tener antecedentes penales o no padecer alguna enfermedad mental que te impida distinguir la realidad... me refiero a algo así como lo que hay que hacer para sacar el carné de conducir.

Yo no defiendo que se presente, pero tampoco voy a impedirselo. Eso si, tiene menos posibilidades de ganar en las elecciones a la Xunta de Galicia que el abogado de Saddam Hussein.

Pablo 06 marzo, 2010  

Todos elegimos y soms elegibles.

Si empezamos a poner filtros -bien argumentados, lógicos y razonables-, no acabamos nunca.

La mejor solución es vivir en una aldea, acudiendo al ágora para decidir a mano alzada si rellenar los baches de la carretera o limpiar de xestas los arcenes.

Por supuesto, acudir armado al ágora.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo