martes, 19 de enero de 2010

Espérame en el cielo (1987)


Paulino Alonso (Pepe Soriano) es un vendedor de prótesis ortopédicas en el Madrid de 1950. Le ayuda su mujer, Emilia (Chus Lampreave), quien practica con amigos sesiones de espiritismo, situación que aprovecha Paulino para ir a las sesiones de "adoración nocturna" con un compañero de farra (se van de putas).

Su vida sucede de forma más o menos normal hasta que un dia el jefe de propaganda con sus dos esbirros gemelos, lo secuestra para la llamada "operación Hano". Esta operación consiste en entrenar a un sujeto para que refleje el aspecto y comportamiento de Franco. El pobre Paulino tendrá que caminar, hablar y hasta comportarse como el dictador. Para ello cuenta con un particular entrenador personal, Antonio Sinsoles (José Sazatornil), adicto al régimen y franquista hasta la médula.

Este doble de Franco, hará lo posible por volver con su mujer -pese al bromuro que le pone Sinsoles en la comida- e incluso con las lumis. Además, aprovechará su parecido para jugársela a Sinsoles con hilarantes resultados.

Antonio Mercero dirigió esta comedia con evidentes tics del mundo de la televisión. Una cinta prácticamente olvidada de forma injusta. Qué gusto da escuchar a Saza o a Chus Lampreave: tienen una dicción impoluta. Se les entiende perfectamente cuando hablan. El caso de Saza -el único Goya de la película fue para él- es particularmente sangrante. Un actor que de haber nacido en Connecticut tendría una buena colección de Óscars.

Mercero, con la obligada crítica al dictador -a todos los dictadores-, resuelve una comedia que no ofende, que llama al humor blanco. Donde se ve al tradicional papel español de "criado", en el caso del palacio de El Pardo, el tradicional papel humorístico de "amigo del protagonista". Incluso se nos cuenta una historia de amor muy extraña: Paulino y Emilia saben que no se van a volver a ver, pero establecen un código para que ella sepa que él se acuerda de ella. Así, hacia el final de la película, vemos cómo Emilia va envejeciendo en el cine al que acude a ver el NODO.

No dejéis de revisitar esta película.

Antonio Machín:

3 comentarios:

Le poinçonneur 19 enero, 2010  

Llevo años esperando esta peli en DVD. Me encantó en su día.

Saza está soberbio. Acuérdate de aquellos sótanos del Pardo donde encerraban a Paulino. Saza llamando por teléfono a los proveedores de bocadillos ante la próxima inauguración de pantano: "¡Y a ver si esta vez no ponéis mortadela en mal estado, que la última vez, al paso del Caudillo, había un gentío cagando en la cuneta!" xDDD

Felicidades. Por cierto, es el segundo post que me chafas hoy :P

Pablo 19 enero, 2010  

No chafo nada, es usted muy libre de dar su aportación. :D

Por cierto, la película está en interné.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo