sábado, 17 de octubre de 2009

Más de un millón de personas se están manifestando en Madrid contra el derecho a matar


La sociedad, en la calle, diciéndole al gobierno que no, que pare ya, que ya basta, que es suficiente. El poder, acorralado en su despacho, tratando de restar importancia al asunto.

Este es el escenario que se ha buscado un gobierno que sin ser muy inteligente, nos trae una agenda positivista, poniendo el país patas arriba. ¿Pensábais que la gente iba a tragar? Estábais muy equivocados.

La acción de un gobierno nunca debe ser la de ir contra la vida humana. Pensad en ello. No existe ninguna razón natural, ni política ni económica, que justifique la muerte de una persona sean cuales sean sus circunstancias personales o médicas.

En lugar de facilitar el aborto -entre otras cosas que nos trae esta purrela-, se deberían de facilitar las posibilidades de adopción, de apoyo a las madres y padres sin recursos, la información sobre la maternidad, etc. Hay una alternativa a lo que nos van a imponer, ¿por qué insisten en relegarla a un segundo plano?

¿Significa esto que quienes nos pronunciamos respecto al aborto lo queremos ignorar o penalizar? El aborto no debería de ser un tema de discusión política ya que pertenece al ámbito médico. El aborto existe de forma natural, lo que debemos hacer, como sociedad, es impedirlo en la medida de nuestras posibilidades médicas. No andar provocándolo de forma artificial por culpa de situaciones coyunturales. Recordemos que todo en esta vida tiene remedio excepto la muerte.

¿Es esto radical? ¿Es esto extremista? ¿Va esto contra "los derechos de las mujeres"? Yo no lo creo. Se trata de defender la vida humana, aquí no debería de haber bandos.

2 comentarios:

Natalia Pastor 17 octubre, 2009  

La vida es un derecho que no debe ser negado a nadie.
El aborto es un asesinato, es una atrocidad cruel e injusta cometida contra un inocente, que además está indefenso.
Muchos no se dan cuenta todavia. de que poco a poco. se estan socavando y minando los principios éticos mas elementales.
Estamos cayendo en el relativismo moral, que no es más que el derrumbamiento de los principios y cimientos que conforman una sociedad.
La manifestación ha sido un éxito absoluto:más de un millón de personas han gritado "sí a la vida".

Nodisparenalpianista 21 octubre, 2009  

Tenéis razón. No nos hemos de cansar de repetirlo.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo