domingo, 12 de julio de 2009

Cuestionar a la autoridad, deber cívico

Toda desconfianza hacia la acumulación de poder por unas élites siempre está plenamente justificada, pues no facilita ni la libertad, ni la solidaridad ni la subsidiariedad, sino que acaba promoviendo la opresión y la tiranía.

Insisto y me repito más que el pisto: sociedad civil frente a autoridad pública. No debemos perder el norte ni bajar en ningún momento la guardia. No debemos caer en la trampa en la que cada día cae más gente: nunca confíes en el gobierno, jamás. Desconfía si sonríen, haz preguntas si siguen sonriendo y trata de cambiarlo si ves que no borran su sonrisa inhumana de sus caras.

Cuestionar a la autoridad es un principio básico para que haya libertad. Que no te etiqueten, que no te diluyan en la masa. Eres un ciudadano pero por encima de ello, eres un ser humano único e irrepetible. No toleres que te traten como si hubiera más como tú. No los hay.

Recuerda que lo que es bueno para la mayoría, puede no serlo para ti. Recuerda que la tesis vulcana de "el bien de la mayoría supera al de la minoría o al de uno solo" no es válido para ti. Ni permitas que lo sea para nadie.

Y eso de poner de excusa a la democracia me parece insultante. "Es que somos más", dicen los saqueadores y los parásitos. "Muy bien, pero yo soy yo y exijo mi lugar".

Esto no quiere decir que cada cual vaya a su bola sin tener en cuenta a los demás o que no deba tener en cuenta a los demás. Vivimos en una sociedad, por supuesto que debemos transigir para tener una convivencia pacífica.

Pacífica, pero no servil.

Vivimos en un contexto antropológico y eso no lo podemos cambiar ni con ingeniería social ni convirtiéndonos en ascetas. Nacemos en un ambiente ético, con una tradición y con unas instituciones no oficiales. Heredamos una historia. Todo esto no lo podemos pasar por alto.

Pero de ahí a arrodillar a la gente hasta convertirla en ganado electoral hay un trecho enorme.

La lucha por la dignidad humana y por la defensa del deber cívico frente a los derechos otorgados, es la lucha de nuestro tiempo.

4 comentarios:

Alawen 12 julio, 2009  

Absolutamente de acuerdo con todo lo expuesto.
Un saludo

Pablo 13 julio, 2009  

Con convencer a un solo progre, me daría por satisfecho.

Jorge 22 julio, 2009  

Olé, olé y olé. Abundando, cito: "Un patriota debe estar siempre preparado para defender a su país de su gobierno" Edward Abbey dixit.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo