jueves, 9 de julio de 2009

Aviso: me estoy leyendo La rebelión de Atlas

Me estoy leyendo La rebelión de Atlas. Estáis prevenidos. Informo de que llevo algo más de cien páginas (esta edición "de bolsillo" tiene 1.250).

Todavía no noto que me salga más pelo, ni granitos urticantes, el color de mi orina es normal y sigo cruzando la calle después de mirar. El único cambio que he notado ha sido que ha aumentado un 12% la cantidad de oxígeno en cada bocanada de aire que tomo.


Se cuentan historias fantásticas de este novelón. La gente que lo lee dice que le cambia la vida. Yo estaba más prevenido que esos incautos, que se zambullen a él y quedan casi sin cerebro, porque ya me había leído Los que vivimos y visto la película El manantial. El estilo de Rand sigue siendo ese estilo tan particular que recuerda a la novela rusa decimonónica por la cantidad de personajes y cruces en las vidas de unos y otros, pero a la vez es un estilo dinámico que no le sobra nada aunque a priori lo parezca. Detalla con precisión las motivaciones de los personajes, se centra en avanzar la historia de acuerdo al plan general de la novela y no mete zarandajas como el sueco ese de Milennium que ¡madre mía! no hay por dónde cogerlo.

Hay tanta libertad en ese libro, e incluso libertades aparentes que no lo son y las denuncia Rand en la historia, que un homínido medio puede -en serio- sufrir un derrame cerebral y quedarse ciego.

Ciertos libros son mágicos para los que gustamos de la lectura (creo que quedamos 42 en España). Ciertos libros los recomendamos a según qué personas. Éste es uno de ellos. Cuando lo compré me sentí un poco Bastian ante el volumen de las dos serpientes en la tienda del librero.

4 comentarios:

No a todo 09 julio, 2009  

¡No, por Dios!

Los últimos libros (vaya, novelas) que leí fueron 1984 y Rebelión en la granja. Ahora mismo estoy con Un mundo feliz y Camino de servidumbre.

No me des ideas, que tengo que cambiar de aires.

Un saludo.

Pablo 09 julio, 2009  

Para la Rebelión de Atlas se necesita tiempo libre. Aviso.

Gaspar Duarte 09 julio, 2009  

Yo me leí "El Manantial" y ahora mismo me queda menos de un cuarto para finalizar "La rebelión de Atlas".

Sólo decirte que después de terminar "El Manantial" me eché novia. No quiero saber que pasará cuando termine el "hipermegatocho" :D

Eso sí, al margen de lo demás, es cierto: Cambia la vida. O al menos, como la ves (para los que tenemos las cosas claras, obviamente).

Teseo 10 julio, 2009  

Bah, al final el asesino es el mayordomo... y no tiene peli.
Mejor lee El Principito.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo