viernes, 5 de junio de 2009

Cayetana Guillén cosifica a su hijo

Sobre la famosa la ceremonia de imposición de nombre. Habla la madre:
se emplea la palabra bautizo de una manera simbólica, y sin tener nada que ver con el sacramento, sino igual que se bautiza un barco o un edificio

cosificar.

1. tr. Convertir algo en cosa.

2. tr. Reducir a la condición de cosa aquello que no lo es.



Pobre chaval.

6 comentarios:

Sr. IA dijo...

Payasos, que son unos payasos... Me pregunto cómo se lo montarán para "profanar" la primera comunión y seguir con su catecismo de analfabetos.

Pablo dijo...

Eso ya lo han inventado: "fiesta de florecimiento" o algo así lo llaman.

No a todo dijo...

¿Y en lugar de echarle agua con una conchita le van a romper una botella de champán en las fontanelas?

Teseo dijo...

Supongo que le pagaran derechos de autor a la Iglesia por copiar lo del bautismo, ¿donde esta la Esgae esa?
La cosificación forma parte de la dialéctica mateialista, como lo del feto de trece semanas...

bate dijo...

¿Y como le han puesto al chaval de nombre,Titanic, o tal vez marquez de la ensenada? Hoy he leido por primera vez y última, a la mamá de la criatura en El Mundo. Esta señora tiene una empanada mental que produce pánico, es una iluminada. ¿De que secta es?

Pablo dijo...

De la zoo-progresí, creo. Hace unos años a Aznar le inventaron un lío con esta.