lunes, 4 de mayo de 2009

Los talibanes a 96 kilómetros de la capital. Israel llama a reservistas

Mientras que en tiempos de paz (si es que en la situación de Israel se puede estar en ese tiempo), sólo los pilotos continúan con su formación una vez acabado el servicio militar. La orden se ha extendido a los operadores de los sistemas antimisil. Los reservistas, deben ir una vez a la semana a hacer prácticas con los sistemas de alerta y de misil-antimisil. En particular con los Arrow 2, que son una de las joyas de la corona de la industria militar israelí.

Mientras tanto, los talibanes, (no sabemos si quieren hacer caer el gobierno de Zardani en Pakistán o hacerse fuertes en el noroeste para tener una región-base desde la que imponer la sharia y continuar actividades de ataque contra las fuerzas de la OTAN desplegadas en Afganistán), ya están a menos de cien kilómetros de la capital.

Al mismo tiempo, la prensa se hace eco de las maniobras de la fuerza aérea israelí en el estrecho de Gibraltar. Hay que decir dos cosas sobre estas maniobras:

  • Son maniobras de repostaje de combustible en el aire a 3.800 kilómetros de su base.
  • La distancia media entre Israel y Pakistan es de unos 4.000 kilómetros.
Cuando Petraeus dice que Pakistán está a dos semanas de caer frente a los talibanes puede ser por dos motivos:
  • Quiere llamar la atención sobre el problema de seguridad en aquella zona del mundo.
  • Dice la verdad.


La amenaza iraní está ahí, es evidente. Pero un cambio en la correlación de fuerzas en Pakistán puede estar más cercana y ser más peligrosa.

Quizás por ello, el gobierno británico ya ha dado la orden de mandar asesores militares a Pakistán, los israelíes apuran la puesta al día de sus reservistas en los sistemas antimisil y los americanos no le quitan ojo a las instalaciones nucleares pakistaníes.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo