miércoles, 20 de mayo de 2009

El chip de la muerte


La oficina de patentes alemana ha denegado el registro de un chip subcutáneo para la localización o eliminación del portador.

La cápusla lleva incorporado un diminuto transmisor GPS y una pequeña cantidad de cianuro. En caso de que el sujeto portador sea considerado un peligro para la sociedad, las autoridades podrían hacer fluir el veneno y causar la muerte a distancia del criminal.

3 comentarios:

Teseo 21 mayo, 2009  

¿Dónde se instala? ¿Qué tipo y que cantidad de cianuro? ¿Quien aprieta el botón? ¿Bibiana Aido?

Pablo 21 mayo, 2009  

Denegaron la patente en Alemania o sea que supongo que no se podrá usar en Europa.

No dice la cantidad de cianuro, tampoco importa.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo