lunes, 30 de marzo de 2009

Problemas de liquidez coyuntural, problemas de tomadura de pelo astral

No sé si el concepto correcto es intervención pública. La Caja Castilla-La Mancha es una entidad bajo control político de una comunidad autónoma que pasa a estar bajo control del Banco de España. Es decir, pasa de un organismo público a otro.

¿Es demasiado aventurado pensar que la mala gestión de la caja se debe precisamente a que es una caja pública? Con todo el dinero que la CCM metió en el aeropuerto de Ciudad Real o en proyectos urbanísticos dignos del Pocero, parece que no.

Si dejamos que las cajas de ahorro respondan a criterios políticos y no de mercado, tenemos lo que nos merecemos. La gente buscará más conspiraciones y la otra gente tratará de pasar el tema por alto, como si no existiera. Pero lo cierto es que es una vergüenza que cargos públicos tengan su puesto de consejeros en las cajas de ahorro. No ha sido casualidad que fuera la CCM la primera en pedir papas.

Por cierto, otro tema es si se debe o no salvar a una entidad endeudada hasta las trancas. Más allá de garantizar los depósitos a los ahorradores, yo creo que no.

Si seguimos pensando que avalar empresas arruinadas es una labor encomiable, etc, seguiremos errando el tiro. La actual crisis es como un cáncer, hay que extraer la metástasis no darle alas. Oh, sí, Solbes dijo que la intervención sólo pretendía garantizar la liquidez de la entidad y que no habría más intervenciones.

Para echarse a temblar.

1 comentarios:

No a todo 31 marzo, 2009  

Si ya la situación me parece tremenda, que Solbes diga esas cosas me asusta más.

Yo estoy a punto de sacar mis dineros del banco y meterlos en un calcetín.

Y el pasaporte siempre en regla.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo