lunes, 15 de septiembre de 2008

Política de esquerda nacionalista...


Después de la hilarante carta que el actual mejor deportista gallego manda a la consejera de inCultura de la Chupa de Galicia, me entero de lo de los mojitos. Que eso es anecdótico, ya que sólo fue una factura de 400 mojitos dentro de un total de un millón y medio de euros que la consejería se gastó en Cuba. 

Algunas citas hilarantes:

Sabemos que son más, hay facturas que no están incluídas en esa cantidad y podrían llegar al 1.500.000 o 2.000.000 de euros y la rentabilidad que tuvo en Galicia es de 17.000 euros.
Lo de la Orquesta me ha molado:

Según la Consellería hubo un comité de selección. Aparte de las que tendrían que ir que son los editores y escritores fueron el Director General -viajó tres veces en dos meses-, también viajaron los cuatro delegados de las cuatro provincias gallegas, viajaron encima candidatos del Bloque, candidatos a las municipales del 2007 como Elena Torres Blanco. Llevaron también a personas vinculadas con el movimiento Nunca Máis. Y después también invitaron a un gran número de escritores, editores, asociaciones culturales hasta la Real Filarmonía de Galicia al completo que son 55 personas.
Sobre la importancia de esa Feria:

En la relación de ferias que existe en el libro del Ministerio de Cultura no aparece este feria, porque no tiene interés comercial. Un solo dato, gastaron más en las dos semanas de Feria de la Habana que en todo el año 2007 en el fomento de la lectura.
Los nazis se caracterizan por no fomentar la lectura precisamente. Eso lo sé por la tercera de Indiana Jones.

Desde luego, hay jerarquías porque hay facturas de habitaciones de cerca de 200 euros la habitación, mientras que otras vienen por 40 y 30 euros las habitaciones.
¡Hombre claro! La sexta tuba y el quinto chelo que se jodan y compartan habitación y jinetera.

No es la primera vez. Hace dos años organizó un programa que se llama la Cultura Circula, que costó casi dos millones de euros y fue un desastre. Incluso contrataron a la empresa del hermano del Conselleiro de Indutria, una empresa que se había creado días antes, y le adjudicaron contratos por valor de 180.000 euros. Las irregularidades para favorecer a familiares y amigos es continua en la Consellería de Cultura y la ocultación de datos también.
Xosé Cuíña dimitió por algo parecido. Juas.

Incluso engañaron al Parlamento por las cifras que dieron y diciendo que los expedientes estaban todos correctos. Y un político que engaña al Parlamento no puede seguir en política.
¿Cómo que no? ¿En qué mundo vives?

2 comentarios:

marcoff,  16 septiembre, 2008  

Lo de la Chupa de Galiza tiene mas de soviet (4ª peli de Indiana coJones) que de Nazis ya que éstos entendian un poco mas de musica... y de cine...
Creo que el asunto de colocar al sobrinete y adjudicar contratos a dedo viene de antiguo y lo llamaban Nepotismo los italianos asi que aquí habria que llamarlo Quintanismo o Touriñismo...Con los medios de comunicación de su parte lo raro es que no roben aún más y
si todo esto es lo que chorizan impunemente en un pais paupérrimo, qué estará pasando en Vascongadas o en Godolandia donde el nacionanismo tiene más solera y hay más pasta pa´la saca...
La Ramona esta jamona.

Pablo 16 septiembre, 2008  

Los nazis eran unos zotes.

Pues en Vascongadas de momento solo han conseguido el exilio de la quinta parte de su población. Pero soy optimista, otros ocho años de Zápater y ya ni habrá necesidad de un referendum ibarrechiano.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo