jueves, 3 de julio de 2008

Congreso del PSOE: el cambio para mal

El 37º Congreso del PSOE viene acompañado de una previa oleada de limpiasables. "Avance en derechos" dicen por la tele. "Aumento de derechos", gritan los embobados patanes del micrófono. "Fortalecimiento de la política social", defienden quienes sólo tienen memoria de la última borrachera. Veamos pormenorizadamente los temas clave que ponen tieso a Pepito Blanco, el hombre con cara de pene.

Eutanasia

El PSOE defenderá el llamado testamento vital. Los emos están de enhorabuena. La gente que quiera morir podrá por fin suicidarse, matarse. La medida viene acompañada de una gran alegría. A los socialistas ya no les harán falta las cámaras de gas ni las monjitas para cuidar de los enfermos. Por fin les podrán comer la cabeza para que se maten. Y de paso ahorrarles unos cuantos millones de euros a la maltrecha y agónica Seguridad Social.

Aborto

El aborto, desde cualquier prisma o punto de vista es un asesinato con todas las letras. No hay vuelta de hoja. No se puede esconder nada diciendo que una persona es un tejido, o llamándola feto solo porque es muy pequeña. De la Vega es más fea que una patada en salva sea la parte y le llaman feto, pero nadie se la quiere cargar. ¿Qué diferencia hay? Ninguna. Bajo el subterfugio políticamente correcto del "derecho a decidir" de la mujer, se cometieron el año pasado más de 12.000 asesinatos legales en este país. Ninguna persona es dueña de la vida de otra salvo cuando se trata de niños pequeños. Es la otra forma que tienen los progres de ampliar el derecho a la muerte: la eutanasia por elección, el aborto por devoción. Hitler estaría de acuerdo con Z, habrá pocos niños con síndrome de Down en la próxima generción.

Laicismo (ateísmo obligatorio)

La aconfesionalidad del Estado es buena. Impide que un grupo religioso imponga su agenda a personas que no comparten su Fe. Pero cuando empiezas a retirar crucifijos de la vida pública, de los actos protocolarios, de la tradición del Ejército, etc. No estás dando pasos hacia la separación Iglesia-Estado, sino contra tu cultura, tu tradición, tu costumbre y contra la libertad religiosa y de expresión. Existe aconfesionalidad cuando el profesor de matemáticas no evangeliza. No existe aconfesionalidad cuando un comisario político entra en los colegios y retira un cuadro con un Cristo. Ese cuadro no impide la aconfesionalidad, sino que tenerlo colgado representa la libertad de expresión. Dudo mucho que los psicoprogres sepan distinguir la línea que separa la laicismo con la religión ateísta estatal.

Que los inmigrantes voten

Si pagan sus impuestos que voten. Pues vale. Lo único que no quiero es que obliguen a la Guardia Civil a darles besos en la boca a los negros que venden discos piratas. Ni que porque esos negros vendan esos discos yo tenga que pagar un canon criminal y mafioso.

PD: La tía de la foto se llama Candice Swanepoel, es sudafricana y tiene 20 años muy bien colocados. No te digo ná y te lo digo tó.

2 comentarios:

Anónimo,  04 julio, 2008  

Como mejoro esta pagina desde que la adornas con fotos de tus Ex...
Pero Tontiño Branco, igual que Benegas o Barrionuevo, tiene cara de culo, no de pito.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo