jueves, 26 de junio de 2008

Homenaje a un mito de mierda

Oleiros es un ayuntamiento residencial a las afueras de La Coruña. Allí, gente de clase alta y media-alta (y algún advenedizo) de una ciudad tan pija como La Coruña, tiene su segunda residencia. Es una zona de chalet y playa. Pero esa gente no está empadronada, los empadronados son cuatro chalados que llevan toda su vida allí y que hace veinte años descubrieron los favores políticos. El alcalde, un imbécil comunista, fue aupado de forma perfectamente democrática por las asociaciones vecinales y dirige el ayuntamiento con el apoyo del resto de concejales del PSOE y BNG. Hace lo que le da la gana, fue inhabilitado, se salta la ley a la torera, en fin. El PP disconforme, le llega a aprobar los presupuestos. Impepinable.

¿Cuál fue la última? Ponerle una estatua al Che "Carnicero" Guevara. En la avenida del mismo nombre.


Esta estatua es del estilo que se ven por Cuba.


180.000 euros que se van en un capricho.

Más datos:

4 comentarios:

jane austen,  01 julio, 2008  

Que el alcalde nieto del carnicero de Perillo le haga un monumento al terrorista que mas camisetas ha vendido de la historia, no debe sorprendernos. Cualquier dia aparece Fidel y se queda a vivir en Oleiros su jubilacion... y se trae al gorila rojo, al hombre de los jerseys, a Rigoberta y a ese otro que escribe tan bien...Garcia Marquez. Fauna y flora de Oleiros.

Pablo 01 julio, 2008  

Por mi que vengan todos a gastarse sus fortunas.

Anónimo,  04 julio, 2008  

No, es dinero maldito. Mejor que no vengan... y que les hagan lo mismo que a Saddam Hussein (la corbata).

Anónimo,  28 julio, 2008  

pues a mi no me oparece bien que se gasten dinero publico en hacer este tipo de cosas que no tienen por qué agradar a todo el mundo, pero de ahi a llamar terrorista a el che me parece que hay un trecho. De hecho estoy completamente den desacuerdo con muchos de los articulos de este blog, pero llegué aquí buscando respuesta al acertijo matematico.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo