viernes, 8 de febrero de 2008

Por la libertad lingüística. No a la imposición


Una asociación llamada la Mesa por la Libertad Lingüística -madre mía, hasta dónde hemos llegado-, convoca todos los viernes de aquí a las elecciones generales del 9 de marzo, concentraciones en el Obelisco de La Coruña en protesta de las políticas nazilingüísticas, estandarizantes y antigallegas de los nacionalistas gallegos. Y de paso, atrévome a añadir, del silencio culpable de sus colegas socialistas.

La oportunidad electoral, que tanto sensibiliza a los políticos para con las preocupaciones de la gente, ha decidido a los socios de la Mesa por la Libertad lingüística a promover una serie de concentraciones, todos los viernes a las ocho, hasta el siete de marzo, en el Obelisco de La Coruña, bajo un lema con el que estamos de acuerdo todos los que luchamos contra la imposición lingüística.

Así que, cumplido el requisito legal de la comunicación a la autoridad gubernativa, estaremos allí, después de la jornada laboral, de ocho a nueve, para manifestar con nuestra presencia y nuestro lema, que no nos vamos a resignar a la asimilación nacionalista, ni a la alternativa que nos ofrecen a nosotros y a nuestros hijos: ser instrumento o deshecho de su "construcción nacional".

Pensamos por nosotros mismos, y nunca hemos necesitado de política lingüística alguna para comunicarnos eficazmente.

Invitamos fervientemente a todos los ciudadanos hastiados de la linguocracia obsesiva, iniciada hace mucho tiempo, pero exacerbada recientemente hasta la prohibición del español en las aulas -y no va a parar ahí- a que nos acompañen para manifestar su oposición a ese plan totalitario.


Así que quien tenga la oportunidad, que vaya, proteste, denuncie. Que el hastío no nos venza. Que no se aprovechen de nosotros.

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo