lunes, 28 de enero de 2008

28 de enero, Sto. Tomás de Aquino


Onomástica de un Doctor de la Iglesia. Veamos qué noticias relacionadas con la Iglesia encontramos:

El Obispo de Copiapó (Chile), Mons. Gaspar Quintana Jorquera, denunció los maltratos y abusos que viven miles de trabajadores agrícolas de su localidad por parte de empresas que "no respetan derechos básicos de los trabajadores y vulneran su dignidad".

En recientes declaraciones, el Prelado lamentó la grave situación que viven los "temporeros del valle de Copiapó", víctimas de abusos que afectan su dignidad y violan sus derechos, y señaló que es preocupante "constatar que situaciones de injusticia pueden ir generando actitudes y comportamientos violentos", pero "la violencia a nada conduce".

Caray, no lo entiendo, ¿pero la Iglesia no está del lado de la oligarquía fascista explotadora de la clase trabajadora?

El Arzobispo de Cagayán de Oro (Filipinas), Mons. Antonio Javellama Ledesma, pidió al Gobierno filipino y al grupo guerrillero comunista, Nuevo Ejército del Pueblo, que reanuden las negociaciones de paz paralizadas en agosto de 2004.

En una reciente conferencia de prensa, el Prelado afirmó que la Iglesia en Filipinas va "a adoptar un rol más activo en las comunidades, ayudando a la educación y ejerciendo presión sobre las dos partes para que retomen las negociaciones" y poner fin a casi cuatro décadas de conflicto, que ha causado más de 40 mil muertos.

Un momento, pero ¿la Iglesia no es acaso malvada y no quiere negociar nunca con terroristas, como hace el PP?

Vaya, los prejuicios sobre la Iglesia extendidos por quienes se creen que nos gobiernan parecen bastante alejados de la verdad. Veamos alguna noticia relacionada con un asunto tan importante para la Iglesia como lo es la Vida y lo que hace el Gobierno:

El Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria, que data de 1974, considera a los restos humanos de entidad suficiente -para ser reconocidos como seres humanos- procedentes de abortos como cadáveres, y así, merecen el mínimo respeto de ser trasladados en un vehículo de un servicio funerario con las condiciones adecuadas, y con el destino general que tiene todo cadáver: al cementerio para su incineración o entierro. Este reglamento, aún en vigor, pretende ser modificado por el Gobierno socialista. De hecho, el anteproyecto facilitado por el Gobierno no considera resto humano al feto muerto de hasta 28 semanas de gestación.

Según la nueva legislación que propugna el Gobierno, el destino final de todo cadáver o resto humano será el «enterramiento en lugar autorizado o cremación en una instalación autorizada», incluido como resto humano el aborto exclusivamente de más de 28 semanas.

Más de doce mil interrupciones voluntarias del embarazo se produjeron en el año 2006 en nuestro país a partir de la semana decimotercera, y casi todas antes de la semana 29. Hasta ahora, esos abortos deben ser tratados como restos humanos: servicio funerario, incineración o cremación, entierro en fosa común... Con la nueva ley, al vertedero.

28 semanas. Pronto se considerará feto a quien vaya a pedir una hipoteca. Cómo les gustaría. Igual que aquella propuesta de IU de la enseñanza obligatoria hasta los 18 años. Es que estos progres pretenden llevarnos de la mano toda nuestra vida y señalarnos cosas y decirnos lo que es y lo que deja de ser. Lo que está bien y lo que está mal. Qué pena y qué repulsión. ¿Por qué no queréis dejarnos en paz?

Bueno, no quiero estar cometiendo esos siete pecados capitales que aparecían en IJM la semana pasada. Obviamente, salgo a la calle y no hay ni francotiradores ni la policía me detiene sin razón, así que prometo no seguir dramatizando.

Un momento, ETA sigue poniendo bombas y la Policía Nacional sí te para sin razón y te identifica. Quizás no estemos dramatizando tanto, ¿no creen?

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo