miércoles, 26 de abril de 2006

YMCA

No lo neguemos, todos conocemos esa canción de los Village People que se llama YMCA. Bien, pues mi consejo de hoy es: no la cantéis en Palestina, el no-estado nazi del terror absoluto y la persecución extrema contra todo lo que no sea el burka, el levantar el pompis, la falta de higiene personal y la violencia desgarrada contra la libertad y la democracia.

En Qalqiliya, una ciudad de Cisjordania, las nuevas autoridades genocidas y terroristas han cerrado el YMCA de esa ciudad que llevaba abierto desde el 2000. Bajo las siglas YMCA se esconde Young Men's Christian Association, es decir, la red de albergues mundial está organizada por una asociación cristiana por supuesto que gente de todo credo puede usar sus instalaciones). Pero Hamás les mandó la siguiente nota:

"We the preachers of the mosques and representatives of major families in Qalqiliya ask you to close the offices of the YMCA because the population of Qalqiliya doesn't need such offices, especially since there are not many Christians in our city. The act of these institutions of the YMCA, including attempting to convert Muslims in our city, will bring violence and tension."

El fin de semana pasado, después de la oración de la tarde, fueron lanzados cócteles molotov contra el albergue. Se sabe que desde las mezquitas se incita a actuar de forma violenta contra el albergue. El director del centro declaró:

"There is no missionary activity here whatsoever. The YMCA is in the city to serve the population with financial help, sporting activities and general educational programs."

De una población total de 28.300 habitantes, menos de 100 son cristianos. El líder de Hamás de la zona
declaró recientemente: "Comprendo las preocupaciones de Occidente en este tema, nos trajeron libertad, pero con la libertad también la homosexualidad, el SIDA y la mendicidad".

Yo me pregunto ahora: ¿se puede ser más hijo de puta?

Últimos programas del podcast

Archivo

Se admite el debate

Blogorrollo